Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30/10/11


Cuando Perico comenzó a despertarse, era debido a una extraña sensación que recorría su cuerpo, mas bien su estomago. Él era y es un hombre hecho y derecho, como Dios manda, para el la resaca de alcohol de mala calidad es toda una nueva experiencia que nadie desea conocer.

Tras incorporarse en la furgoneta, se estiro de forma que no le doliera todo el cuerpo y aumentara la sensación de resaca. Pero dejando la resaca de lado, Perico tenia una necesidad de extrema importancia, que es cagar como si se dejara la vida en ello. Miro a sus nuevos amigos, que tenían la misma cara o pero que la de él y les dijo:

-¡Oju! Que dolo de cabeja mas gordo ompare

-A buenas te levantas Tío, que te íbamos a dejar dormir mientras desayunábamos

-Ante que comé, prefiero caga, que estoy que reviento

-No te preocupes que estamos en Guarroman

Perico pensó en cuestionar el nombre del sitio al que lo iban a llevar, pero sus ganar de cagar era algo muchísimo mas importante. Tras varios minutos que supusieron una eternidad.

Al parar el coche, Perico salio corriendo como podía hacia el bar que tenia enfrente, a cada paso que daba, mas le dolía la barriga y mayores eran las ganas de soltar todo el odio que se acumulaba dentro de su persona.

Con mucho miedo y horror al pensar que no llegaría a tiempo, el héroe resacoso llego invicto al cuarto baño. Para descubrir un horror mucho mayor que encontrar el water ocupado. El water en si era una plancha de cerámica puesta en el suelo con un agujero en el medio.

La mirada de Perico de pánico al saber que lo que saldría de su culo podría ser cualquier cosa menos sólido y consistente. Suspiro y dijo:

-Que sea lo que Dios quiera – mientras tomaba posición para hacer fuego en uno.

Conforme iba soltando lastre, veía que estaba dejándolo todo pringado, Perico se encontraba ante una situación critica, contra mas cagaba, mas manchaba todo el suelo y parte de la pared. Pretendía parar pero sabía que eso no iba a solucionar nada y le daría mas problemas a el mismo seguir reteniendo tanta mierda en su interior.

Ya no le quedaba mas opción que continuar con su labor y al acabar se centraría en el asunto de cómo limpiar tanta mierda liquida y con pequeños tropezones.

Sin saber como arreglar o limpiar un poco aquel cuarto de baño, opto por lo más digno, dejar los pantalones tapando la parte mas fea de todo lo que soltó, y salir a dar una explicación al dueño.

Mientras salía con todo su orgullo andando en calzoncillos y con botas, sus compañeros de viaje le gritaron desde a furgoneta puesta en marcha y saliendo de la carretera:

-Corre Perico, tío, que estamos haciendo un simpa…

Perico al no ser muy dado al vocabulario de ciudad, hizo caso a su instinto y saliendo corriendo como podía. A su lado estaba el dueño persiguiendo la furgoneta con cuchillo jamonero en mano incluido.

Al conseguir alcanzar la furgoneta, lo ayudaron a subir a duras penas, dado que el pobre Perico estaba asfixiado tras una breve pero dolorosa carrera. Mirando hacia atrás para ver al dueño del bar, su cuerpo le recordó que aun seguía resacoso y con muy mal cuerpo.

Perico dejo su ultima ofrenda, abriendo la boca para coger aire, de ella salio un buen caño de vomito que acertó de pleno en el pecho del propietario del bar, el cual se detuvo en seco para seguir vomitando del asco que le entro al notar como le entraba un poco de vomito de otra persona en la boca.

Y con el coche de nuevo en marcha con dirección a Madrid, Perico seguía sufriendo en silencio su horrible resaca

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: