Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Música’ Category


A muchos nos ha pasado en más de una ocasión que, escuchando la radio, viendo la tele, o hablando de algo, una sensación peculiar se ha instalado detrás de nuestras orejas diciéndonos “esto me suena a jierro”. Y muchas veces no es que, realmente, conozcamos el fenómeno de antes sino que se trata de un homenaje, algo “con influencias de” o un cover que tan de moda está.

No voy a entrar a hacer juicios de valor sobre las actuaciones de algunos miembros del ámbito creativo actual, pero sí voy a aprovechar un ejemplo con el que me encontré hace poco y que me dejó cuanto menos divertido durante unos días.

Todo empezó cuando un día long long time ago, buscando música de Final Fantasy, dí con el proyecto “The Black Mages”, el cual consistía en una reinterpretación mucho más metalera de los temas clásicos de la saga. En concreto por aquél tiempo tenía en la cabeza un tema del videojuego Final Fantasy IX, que me hacía gracia principalmente por el nombre. El tema en cuestión se titulaba “Vamo’alla Flamenco”. La gente dirá lo que quiera pero a mí eso me sonaba a italiano, y no fue hasta hace relativamente poco tiempo que algún guiri políglota explicó en los comentarios de youtube que el título era castellano perfecto y significaba “Let’s go Flamego!”, así que deduzco que la intención original del autor sería “Vamoh allá Flamenco”. También me encontré numerosos comentarios que decían que la canción no tenía un carajo de flamenco y que blah blah blah -orgullo patrio- blah blah blah -yo soy más castizo que tú- blah blah blah. La cosa es que yo que tuve la suerte de criarme con mi abuela cantándome fandanguillos, no era mujer de estudios pero era cantaora (que no cantora) en su pueblo. Y a mí el soniquete me sonaba a rabiar, de modo que decidí investigar más sobre los orígenes de la versión. Mala fue mi sorpresa cuando me enteré que uno de los integrantes del grupo era el mismísimo Nobuo Uematsu, compositor de la inmensa mayoría de las bandas sonoras de la saga Final Fantasy. De modo que mi investigación concluyó dando con un tipo que pasa su tiempo versionándose a sí mismo (¿qué?¿alguien ha dicho Fito?¿no? Lo habré soñado…). Pongo a continuación las versiones de las canciones de Black Mages y Uematsu para que se os meta el soniquete en la cabeza antes de continuar.

Cualquiera que tenga un poco de culturilla podría llegar en un momento dado reconocer que de manera remota parece que algún deje gitanillo sí que le dan las castañuelas y los compases. Pero que flamenco, lo que se dice flamenco, no es.

Con todo y con eso, como si fuese el típico niño perdido de película que sólo se acuerda de la melodía que le cantaban de chico, yo estaba convencido de que a mí mi abuela me había cantado esa canción; lo cual carece de sentido a no ser que mi abuela tuviese un DeLorean, el cuál espero que no sea el caso pues ya podría habérmelo dejado en herencia. Total que durante años seguí dándole vueltas al tema, imaginando la voz de mi abuela en su senectud cantándome con este ritmo las palabras “yo tengo un tío en América, yo tengo un tío en América…” (volved a poned la melodía principal mientras lo repetís). Y mi abuela, que depuraba desparpajo por cada poro de su piel, había bebido en este caso de la mayor embajadora del flamenco a nivel internacional en el último siglo: Lola Flores.

Lola Flores “La Faraona”, quien según algunos doctores de la cultura popular ha desbancado a la mismísima Cleopatra al definirla acertadamente como “Faraona de nariz peculiar”. Ha sido, sin duda alguna una de las personas que más ha hecho por extender la cultura flamenca y gitana fuera de nuestras fronteras (aún sin ser ella pura de raza sino “entreverá”). Actuó numerosas veces en los Estados Unidos, siendo una de estas de donde se extrajo la famosa crítica, tras el estreno de su obra ELLA en el Madison Square Garden, que rezaba “No sabe cantar, no sabe bailar, pero no se la pierdan”. Lola Flores hizo giras a lo largo y ancho del mundo, lo cual justifica que fuese una de las embajadoras de la cultura española en la Exposición Universal de Nueva York de 1964, motivo para el cual rodó un videoclip muy particular con una canción un tanto obscura para el ideario común español, la canción se titulaba “América”.

Y todo comienza a tomar un poco más de sentido, si lo canta La Faraona en la expo, es flamenco, sí o sí. O al menos eso es lo que debió pensar nuestro gran amigo Uematsu cuando decidió inspirarse, como queda bastante claro (creo) en esta interesante performance de nuestra embajadora cultural.

Y también aquí cometió nuestro amigo un fallo de erudición -quiero pensar-, al atribuir esta canción a La Lola. Si bien desde que se grabó ese video en el 64 ha llovido mucho, y es una versión que se ha llegado a popularizar (de ahí que mi abuela la cantara), no todo el mundo sabe que el origen de la canción poco tiene que ver con las cuerdas del Pescailla.

Llamo mi atención la primera vez que busqué este vídeo concreto, que el título rezaba “Lola Flores – West Side Story”. Lo cual, torciendo mi ojete, me instó a profundizar mi investigación. Resulta que West Side Story es una versión yanqui de la historia de Romeo y Julieta de Shakespere (otra historia que es a su vez versión de versiones… ad infinitum), un musical de Broadway que se estrenó en 1957 y que trata de dos bandas callejeras una autóctona y otra de inmigrantes puertorriqueños. Una de las escenas refleja un debate interno que tiene la pandilla de latinos sobre lo maravillosa que es la vida en “la tierra de las oporotunidades”, como diría Papa Ratonovich, o la opresión del capitalismo en contraposición con la vida caribeña. Muchos habréis ya deducido cómo se titula la canción.

En este punto dejé de investigar, y no se si aquí acaba la cadena de versiones o sigue y sigue hasta cantos chamánicos de tiempos de los piedrólares. Lo que quería hacer ver con este pequeño ejercicio de reflexión histórica es que si no sabemos los orígenes de lo que hacemos, adoptamos, o en lo que nos basamos. Podemos terminar teniendo un grupo de heavy japonés poniendo raíces flamencas en la versión de la versión de la versión de una canción que escribieron unos estadounidenses para que la cantasen unos puertorriqueños, y que nada tiene que ver en origen con la cultura del cante jondo.

Así que como dirían los guiris “credit is where credit is due” (“hay reconocimiento donde reconocimiento se debe”).

Anuncios

Read Full Post »


Saludos fieles parroquianos

No soy ningún erudito en materias musicales, ni tengo suficiente edad como para haber vivido en mis carnes la explosión sociocultural que dio lugar a los inicios del Punk en ésta nuestra península, pero tras años leyendo cosicas por ahí y, sobre todo, escuchando y escuchando, me gustaría dar mi opinión sobre un éstilo que me encanta, pero con el que no me siento nada identificado.

La polla Records

El Punk como tal es cosa de la pérfida albión, pues a pesar que en EEUU surgían grupos (Los Ramones, Misfist, Dead Kennedys) para mi los auténticos precursores y padres de lo que hoy en día se entiende como movimiento Punk, Punkis warros o “esos amables crestudos que beben vino en cartón” surgió en las islas británicas. Grupos como “The Clash”, “The Dammned” o “Sex Pistols” fueron los pioneros de ésta vorágine destructiva.

Aquí en España el primer grupo Punk fue “La banda trapera del Río”, surgido en la Cataluña de los años 70. No tardaríanen sumársele otros muchos a la pujante escena catalana, de la cual se ha editado hace poco un libro llamado “Que pague Pujol” escrito por Joni D.

La banda trapera del Río

A finales de los 70 y principios de los 80 surge en el indómito norte lo que se conocería como “Rock Radical Vasco”, donde un sinfín de grupos de Punk, Metal y Rock irían configurando poco a poco una escena musical muy rica en diversidad, potenciando un movimiento cultural que se daría paralelo a la famosa “Movida madrileña”. Éstos grupos de Punk bebían directamente de la escena Británica, pero a pesar de que los conceptos iniciales fueron los mismos, aquí en España no se hicieron las cosas de la misma manera.

Las Vulpess

Grupos como “La Polla Records”, “M.C.D.” o “Las Vulpess” surgieron en ésta época. La explosión de las drogas, la rebeldía ante una democracia que no daba lo que prometió, la represión de la sociedad vasca (Es el momento en el que el gobierno socialista emplea a los G.A.L.)  y una estética rompedora fueron algunos de los estandartes que éste nuevo grupo de jóvenes llevaba allá donde fueran.

Muchos de los protagonistas de ésta época se quedarían en el camino por culpa de las drogas y las enfermedades que revoloteaban a su alrededor, y, a finales de los 80 o principios de los 90, la mayoría de éstos grupos eran mas bién leyendas y mitos que verdaderas bandas de Punk.

Boikot

Por aquellos años empiezan a surgir tímidamente algunas bandas que bebían directamente de todos esos “auténticos” punkis vascos y catalanes, bandas que con el tiempo se convertirían en la escena principal del Punk en nuestro país.

“El último ke zierre”, “Reincidentes”, “Boikot”, “Piperrak”… La escena se diversificaba, y los grupos de otras partes del país comenzaban a llenar salas. Actualmente, éstos grupos son los que llenan festivales, los cabezas de cartel en los conciertos de Punk del estado y en definitiva, los grandes del género.

Piperrak

En la década de los 2000 con la llegada de internet surgen en masa centenares de grupos que ya no sólo tienen de influencia a los grandes y auténticos punkis de los 80, sino que también suenan como todos los grupos mencionados anteriormente. Es el momento de que surjan bandas como “Lendakaris Muertos” o “Segismundo toxicómano”, nuevas bandas jóvenes, con futuro por delante, y con nuevas formas de ver el Punk.

Sin embargo el camino sigue, y todavía siguen surgiendo infinidad (pero infinidad) de bandas a lo largo y ancho de la península, como “Manifa” “Komplejo de Kura”, “Inadaptados” y un sinfín más.

Una vez hecho un “poco” de historia vamos a la materia en sí.

Segismundo toxicómano

El Punk es de ese tipo de música que, se contradice continuamente. Está muy ligado a un fuerte contenido político (Generalmente de carácter anarquista, pero también los hay comunistas, republicanos… todo una paleta de “rojez”) y aun concepto de “autenticidad” que a veces roza el absurdo. Hoy en día, si vistes como un “Punk” ochentero, eres un pintamonas y te tachan de ir “disfrazado”, pero si sales a un escenario con pantalones anchos y una camiseta de “Cypress Hill” pues ya no eres auténtico y no eres nada punki.

Todos los que me conocen saben que sin dudarlo mi estilo favorito de música es el Punk. Me encanta, y posiblemente, me encantará, pero jamás de los jamases me he visto reflejado ni por asomo con la cultura Punk ni con toda la matraca que se suelta.

Manifa

No hace falta ser el nuevo cheguevara para disfrutar a un buen grupo de Punk. Aquí en España, el Punk ha tomado rumbos muy diferentes que en otros lugares. En ningún otro sitio el Punk suena igual, ni en EEUU, ni en Europa, ni en UK… Aquí el Punk suena a bar, suena a litrillo de cerveza, suena a fiesta y, por supuesto, a reivindicación.

¿Por qué no puedo quedarme yo con el bar, la fiesta y el litrillo?

Por que amigos míos, el consejo de sabios punkis ha decidido…

Por descontado, que respeto a todo aquel que se tome el Punk como un estilo de vida, pero, amigos míos, uno ya está harto que cuando dice “Pues a mi me encanta Eskorbuto” le digan “¿Y vives en una okupa?”….

Un saludo lectores.

Eskorbuto

Read Full Post »


Lo primero y mas importante, esto no es una critica a los gustos o forma de vestir de las personas.

Todos al ir de compras, de tienda en tienda, misma ropa pero distinta marca, talla y precio. Diferentes dependientas pero inexplicablemente casi todas salidas de un mismo molde físico, tanto en aspecto como en forma de comportarse.

Centrándome en el tema de tiendas de ropa, lo que más me preocupa, angustia, inquieta o incluso maravilla, es la música de todas las tiendas tipo Springfield, Pull & Bear, New Yorker, etc y muy largo etc. La música en todas las tiendas creo que está subvencionada por discotecas que lanzan mensajes subliminales a tu cerebro que te incitan a irte de marcha.

Mi mente, que es un tanto borrachuza, así como el resto de mi cuerpo, excepto mi hígado que lleva tiempo que me odia y creo que me ha borrado del tuenti. Pero dejando el desvarío.

Creo que el mejor negocio de marketing, además de asegurar ventas a mansalva en todas las tiendas de ropas con música discoquetera-pachanguera es por cada compra superior a 10€ te inviten a un cubata.

El ambiente en general es perfecto, música mala y repetitiva, muchos modelitos a cada cual mas digno o indigno, dependientes chulitos o potentorras, pero eso sí, buena gente porque es su trabajo. Si alguien se va de compras, más en la época de rebajas, sería un gran incentivo pensar “coño si además de aguantar mucha gente, música, ropa que en el 90% de los casos no me va a gustar, me da un cubata para sobrellevarlo mejor, ¡la hostia! A comprar sea dicho”.

Para que el negocio siga siendo rentable, el cubata tendría que ser de garrafón, pero eso no importa, tampoco deberíamos ser delicados. Lo más importante de todo es beber con moderación (risas, risas y mas risas), ya que achisparte en esas tiendas puede ser algo peligroso ante la expectativa de que con el ciego te compres ropa que solamente te pondrías borracho, anda y mira que gran casualidad.

Buenas días/tardes/noches parroquianos de esta nuestra tasca y hasta mas ver

Read Full Post »


… o eso parece visto lo visto.

Frase sectaria sacada de un mundo sectario como es el heavy metal y uno de sus máximos exponentes, ManOwaR, grupo que amo y venero desde mi mas tierna adolescencia. Los que sepan un poco sabrán que el titulo original de esta entrada sería con ‘heavy metal’ en vez de ‘hardcore’ pero ahora explicaré porque.

Ayer disfruté de una serie de conciertos en Chiclana, en la asociación ‘El Tendedero’, tocaron varios grupos de la provincia (entre ellos mis amados WEBN con obeso kid a la cabeza, que por cierto dieron un conciertazo), diversos en estilo pero con un mismo factor en común… -CORE.

Parece que ese sufijo se esta apoderando de nuestras vidas en los últimos tiempos y me preocupa.

Me preocupan las gorras planas, me preocupan las dilataciones royo 10mm tan en boga, me preocupan los bailes de mierda que se marca la peña, me preocupan los tatuajes sin ton ni son, me preocupa la camaradería barata que se promociona (cuando todos sabemos que las dagas a la espalda seguirán volando igualmente), me preocupan las putas Vans© finitas que lleva todo el mundo, me preocupan los pantalones pitillo, me preocupa que una camiseta de mierda con un logo de una marca de moda valga 30 €, me preocupan los putos breakdowns en todas las jodidas canciones, me preocupa que el 90% de estas personas vengan de un mundo punkarra, que en su día rajaron diciendo que los putos jebis eran unos nazis y ahora, ellos sean mas nazis que Rudolf Hess & friends,  me preocupa que un estilo musical que tendría que tener la puerta abierta para todos se este convirtiendo en todo lo contrario… un puta secta de gente guay.

¿Porque hago esta reflexión? pues muy fácil. Hay gente que yo conozco, que vosotros conocéis que antes eran buenos colegas, gente enrrollada y simpática (más o menos) y ahora, por la puta moda de mierda se creen mejores que los demás. Se creen que por escuchar grupos que se llamen マキシマムザホルモン son mas chic y mas entendidos de música que yo que escucho a Iron Maiden, Lady Gaga, Nach o Maná.

En fin, me toca la polla que gente que rajaba de Pacto de Sangre y se reia de ellos hace un par de años ayer estuvieran bailando y asintiendo con la cabeza como grandes entendidos… judas se queda corto.

Quiero dejar muy claro que no tengo nada en contra del ‘hardcore’ como música o estilo de vida, que luego pasa lo que pasa y nos enfadamos, es muy fácil leer lo que nos conviene y no buscar el significado de los escrito.

PD. A ver quien es el subnormal analfabeto que me borra del msn o del facebook esta vez.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: