Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘almirante’


Ayer me propuse escribir un artículo sobre la resaca, una sensación de horror y putrefacción mental que muchos hemos vivido en nuestras carnes con una preocupante frecuencia.

Sin embargo, me di cuenta de que a pesar de conocer el fenómeno con gran ardid de detalles no estaba plenamente capacitado para expresar la verdadera miseria que se vive en esos momentos de duelo, por lo que decidí ponerme hasta el ojete de priva barata para que hoy, al finalizar los efluvios etílicos, estuviera en mi poder el vasto conocimiento que necesitaba.

He aquí el resultado

Me muero

Me muero

Concibo este artículo como un pequeño manual de supervivencia que os ayude a malvivir vuestra miserable existencia cuando el mal de la postalegría inunde de odio vuestra cabeza. Comencemos con unas notas que se deben tener en cuenta antes y durante la ingesta etílica.

  • Si bebes barato tu bolsillo te lo agradecerá. Sin embaro, pobre mortal, piensa en las terribles consecuencias que esto acarrea. Solo unos pocos elegidos pueden sobrevivir al baile entre la vida y la muerte que supone un botellón de la mano de los avatares del mal, aquellos alcoholes cuyo envase no llega a la ínfima cifra de 6€. Lo barato sale guarro, advertido estás.
Un avatar de la miseria hacendado. 4,85 terribles euros.

Un avatar de la miseria hacendado

  • El primer paso si te despiertas de resaca es maldecir. Si amigo, maldice todo lo que hiciste, lo que no hiciste y lo que juras por satán, odín y alá que harás la próxima vez. Te quedarás más agusto que un arbusto (si los arbustos tuvieran sentimientos) y podrás pasar a cosas más importantes, tales como conseguirte hidratación.
  • Veve hagua hamijo. El agua será tu mayor aliada en estos duros momentos. Yo mismo poseo ahora una legión de hielos flotando en un medio acuoso contenido en un delicado vaso de cristal que me está ayudando a superar mi pecaminoso estado. También os recomiendo un vasito de zumo de naranja justo después de levantaros, pues eliminará todos los restos de zapato de vuestras cavidades bucales y os dará un aliento fresco y delicado. Ahora tienes dos opciones, el Camino Vikingo o el Camino del Rey en su Castillo.
  • Camino del Vikingo: Ignora todo lo que sientas y bebe más. Bebe hasta ponerte igual de inmisericorde que la noche anterior y no tengas piedad con ninguno de tus órganos internos. Llegará un momento en el que ¡Voilá! Adios resaca. No está recomendado para los poco versados en el artetílico
  • Camino del Rey en su Castillo: Quédate en pijama (o en bolas, lo que proceda según la climatología local) y haz caso a todo lo que te duela. Coloca tus posaderas en el sofá, date una ducha (O dos, o diez, las que te pida el cuerpo. Recuerda que el agua es tu aliada) bebe unas cervezas (Sí, la cerveza es una excelente amiga en todas las fases de tu vida) y reza por vivir un día más.
Birraleluya

Birraleluya

  • Si no has escogido la espiral de destrucción vikinga llegará el momento en el que tengas que comer. No seas pendejo y come copón, que eso es mano de santo. Personalmente recomiendo un buen par de filetes empanados de la mama con una legión de patatas fritas. Eso quita hasta el sentió, y si tienes suerte aliviará tu resaca.
Gloria niño

Gloria niño

Ahora ya sabéis como comenzar ese duro camino que es la supervivencia en entornos hostiles resacosos. Ya no puedo hacer más que desearos suerte y que dios se apiade de vuestras pobres almas.

¡Ah! Recordad que siempre existe la agradable escena de la pota matutina. Nada ni nadie puede ayudaros ahí. Ánimo mis valientes

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: