Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cine’


Aclaremos el concepto principal: ¿Qué es una Distopía?

Utopía-Distopía-Ucronía

Clarinete, ¿no?

Para los que no se llevaron bien con los esquemas en el colegio, os explico de qué va la cosa. Como definición literal, la palabra distopía proviene del griego “dis-” (mal) y “-topos” (lugar), aunque el término fue acuñado en la Inglaterra del siglo XIX. A grandes rasgos se puede resumir con la frase del archiconocido Murphy, “si algo puede salir mal, saldrá mal”. Puede darse el caso de que reimaginemos un evento pasado en el que algo ocurrió de manera diferente, y el experimento saliera terriblemente mal (distopía ucrónica). También pudiera ser que un evento que aún está por ocurrir nos condenara a un futuro desastroso. El punto en común de la Distopía es que ocurre en el futuro, ya sea cercano o lejano (siempre desde la perspectiva del momento en que se ideó, pueden darse casos de “futuros – pasados” en la actualidad), y en el que definitivamente, algo mandó a la sociedad humana a por tabaco de muchas y muy diversas maneras.

Como curiosidad, no busquéis la definición de Distopía en la RAE, no la váis a encontrar.

Una vez aclarado el concepto que nos ocupa, citaré algunos precedentes del cine distópico que, como no podía ser de otra manera, encuentra sus raíces y una grandísima fuente de inspiración en la literatura. Obras como Un Mundo Feliz de Aldous Huxley o 1984 de George Orwell, esta última con su propia adaptación cinematográfica, sientan un grandísimo precedente para el desarrollo de este tipo de cine, que ha evolucionado junto con sus precedentes literarios y la propia evolución de la sociedad humana.

Ya existen algunas clasificaciones hechas tanto para la literatura como para el cine distópico que podéis encontrar en el apartado que se le dedica en la siempre cumplidora Wikipedia, pero como mis cojones siempre van a su rollo, pues me invento la mía. Centrándome en el cine, no se os olvide. Y sentiros libres de ampliar lo que yo ponga por aquí. Aunque me gustaría, no me he visto todas y cada una de las películas que podrían entrar en esta clasificación.

DISTOPÍAS POLÍTICAS

Aquí hay un motivo bastante evidente por el que la sociedad humana se ha ido a hacer gárgaras de una manera u otra: Al gobierno de turno se le fue la pinza, y mucho. Dos claros ejemplos de este tipo son los clásicos 1984 (nunca me aclaro con cuál es la más famosa, si la del ’56 o la del ’84) y Fahrenheit 451, ambas con su precursor novelístico. La primera de ellas nos introduce un concepto que, a posteriori, terminaría suponiendo el modo de vida de Mercedes Milá: El Gran Hermano. Visto eso sí, desde la perspectiva del control y la vigilancia total de las autoridades sobre sus ciudadanos. En Fahrenheit 451 en cambio el reclamo es muy sencillo. El gobierno se ha convertido en una suerte de de autoridad inquisitoria que ha decidido unilateralmente que los ciudadanos que leen, al ser capaces de pensar, no son felices, así que han reconvertido el oficio de bombero y se dedican a quemar todo libro que aparezca. Gusta siempre mencionar que 451º F es la temperatura de combustión del papel.

Chavales de la ESO en España teniendo sueños húmedos con la obra de Bradbury.

Chavales de la ESO en España teniendo sueños húmedos con la obra de Bradbury.

También podríamos incluir, por ejemplo, dos películas tan dispares como V de VendettaBrazil, de Terry Giliiam. De la primera considero totalmente innecesario hablar a estas alturas del cuento. Pero Brazil es una genialidad en si mísma. Una distopía caótica, desquiciada y con una mala leche espectacular si eres capaz de pillar las críticas que te cuela el amigo Terry. Putos burócratas.

Terry Gilliam, chavales

Terry Gilliam, chavales.

DISTOPÍAS SOCIALES

En este caso da un poco igual que el motivo de llegar al punto de narración venga dado por política, religión o lo que sea. El auténtico protagonista del filme es una brutal y ultraexagerada disparidad de clases. Recordad que en las distopías las cosas no han salido mal, han salido MUY mal. Un ejemplo bastante bueno, por lo novedoso, es Elysium. Neill Blomkamp, quien ya hiciera una crítica al apartheid alienígena en Distrito 9, nos vende un blockbuster de manual con Matt Damon a la cabeza, pero con una idea de base muy a la orden del día: Privatizar la sanidad es peligroso. También entraría aquí Desafío Total. Pero no la de Verhoeven y el Chuache (no me peguéis), si no la de 2012 con Colin Farrell a la cabeza. No me malinterpretéis, la de 1990 es una obra maestra del género, pero para mi gusto el conflicto social de fondo en la película es mucho más evidente en la revisión de Len Wiseman, donde los “ricos” del hemisferio norte tienen prácticamente esclavizados a los “parias” del hemisferio sur.

Chabolismo Ilustrado.

Chabolismo Ilustrado.

Y aunque debo reconocer que es una de mis tareas pendientes, sí que me merecería una buena paliza si no incluyera aquí La Naranja Mecánica, de un tal Stanley Kubric, donde la sociedad está sitiada por bandas de adolescentes y jóvenes ultraviolentos y organizados como paramilicia. Como un sábado por la noche en el Botellódromo, vaya.

DISTOPÍAS CIENTÍFICAS

En este caso es cuando yo me voy al carajo y no se ni qué ejemplo poneros. ¿Os imagináis la cantidad de distopías basadas en cagadas científicas que han llegado al cine? Empecemos.

El puto Matrix, joder.

El puto Matrix, joder.

Si existe alguna distopía científica en el cine más famosa que la que se sacaron de la manga los hermanos Wachowski que baje dios y lo vea. Y todo con un reclamo tan sencillo como “dependimos tanto de las máquinas que ellas prescindieron de nosotros”. O casi. Que luego dicen que suelto spoilers. Podemos seguir con la persecución de Replicantes en Blade Runner, la búsqueda en el pasado de una cura para el futuro en los 12 Monos de Gilliam, la discriminación genética de Gattaca o el esclavismo genético de La Isla. La lista es jodidamente larga.

Podría continuar incluyendo distopías post-apocalípticas (Mad MaxLa Carretera), sobrenaturales, espaciales… En la Wikipedia en Inglés he encontrado un artículo bastante completo con una lista exhaustiva de películas de temática distópica (algunas que incluso yo no consideraría como tal). Me llama especialmente la atención el concepto de “distopía corporativa (no gubernamental)“. Pero el caso es que con esta pequeña clasificación que os acabo de dejar os he podido ilustrar convenientemente de qué va este género.

Ya que el mundo parece estar yéndose irremediablemente a la mierda, es interesante empezar a valorar posibilidades.

Anuncios

Read Full Post »


Algún idiota le sacará la broma a lo de “4 medios”, me lo veo venir.

Premoniciones sobre gente mentalmente incapaz aparte, hoy os escribo para hacer una confesión. Una confesión que tiene un lado malo y un lado bueno. El lado malo es que soy un fanboy exacerbado, y eso siempre es digno de un castigo severo. El lado bueno es que mi fanboycidad está exclusivamente centrada en la figura y obra de un coloso del arte escrito como Neil Gaiman. Y como no sólo del comic vive el fan del tito Neil, vengo a exponeros un ejemplo de cada uno de los cuatro medios audiovisuales en los que ha destacado el genio de Portchester. Comencemos, tal y como he dicho, por lo obvio:

CÓMIC

0149

Es tontería, ¿no?

Gaiman tomó el control de un personaje en horas bajas y lo transformó en un icono del noveno arte. Todo eso por no hablar de que, tanto a nivel de crítica como de criterio personal, su etapa como narrador del devenir de Sueño se sitúa al nivel de obra maestra. Para el recuerdo el duelo contra el demonio Choronzon. Me encantaría transcribiros dicho duelo, pero si aún no lo habéis visto, no seré yo el que os arrebate el placer de la sorpresa.

Evidentemente, The Sandman es sólo la punta del iceberg de una amplísima carrera como guionista de cómics. Destacan para mi gusto sus trabajos en el arco inicial de Los Libros de la Magia (Vertigo), y las colecciones 1602 y Los Eternos (Marvel). La de guionista es posiblemente una de sus facetas más prolíficas, así que hay donde elegir.

NOVELA

Junto con la ocupación de guionizar viñetas, la producción de novelas es quizá su segunda ocupación más reconocida. Y es aquí dónde me he llevado una de mis últimas sorpresas Gaimaneras. Hace unos meses os habría puesto un único ejemplo, pero ahora tengo el corazón dividido.

BUENOS-AMERICAN

Mi primera toma de contacto con el Gaiman novelista fue de la mano de Sombra, involuntario protagonista de American Gods. Como confesión de fanboy avergonzado, reconozco que me compré el libro casi sin leerme la sinopsis. Me bastó con el nombre que aparecía como autor en la portada. Pero fue una buena compra. Una buena novela de género fantástico con trasfondo mitológico-sobrenatural. Muy interesante la forma en la que se “humaniza” a los dioses de los diversos panteones. Y estoy seguro que en cierto capítulo de la serie “Supernatural”, los guionistas le echaron un vistazo al libro antes de ponerse a escribir las aventuras de los hermanos Winchester.

Debo aún así reconocer que mi penúltimo descubrimiento ha sido una de las mayores sorpresas que me he llevado desde The Sandman. Y es que, después de muchos años de leer buenas críticas y de recomendaciones, me animé a echarle un vistazo a Buenos Presagios, escrito a medias con Terry Pratchett – otro genio británico de la literatura fantástica, buscar MundoDisco para más señas – y que además fue su primera publicación en forma de novela. Es totalmente imposible no DISFRUTAR COMO UN ENANO con esta novela. Humor mordaz y una crítica descojonante sobre el eterno conflicto entre el bien y el mal siempre presente tanto en el terreno social como el espiritual. Las conversaciones entre el ángel Azirafel y el demonio Crowley acerca de los intereses de sus jefes son lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo.

No hay que olvidarse de otras obras como Stardust o Coraline, ambas adaptadas al cine.

TELEVISIÓN

Si algo caracteriza la obra de Gaiman es su gusto por lo feérico y lo onírico, aspectos a los que recurre en un gran número de sus obras. Pues bien, esta faceta feérica es el reclamo principal de la serie Neverwhere, emitida en la BBC Two en 1996, y que comienza cuando Richard Mayhew conoce a Door – Puerta -, una chica herida con extrañas habilidades y que lo transporta al “Londres de Abajo”, un reino mágico paralelo al mundano “Londres de Arriba”. Llevada a cabo con una falta de presupuesto que se hace evidente desde la primera al la última escena de la serie, pero que se compensa con creces gracias una historia original y a un guión bien elaborado. 

neverwhere2

Para quien se acuerde, en “HellBoy 2: El Ejército Dorado”, parte de la acción inicial de la película se desarrolla en el “Mercado Troll”, un lugar feérico situado bajo el Puente de Brooklyn. Esto me hace pensar que Guillermo del Toro – gran director y productor cinematográfico de genéreo fantático y ya mencionado por aquí -, pudo haberse inspirado en Neverwhere, pero no puedo concretar la referencia.

Además, Neverwhere ha sido posteriormente adaptado como novela y cómic – ambas adaptaciones de la mano del propio Gaiman -, así como llevado al teatro o a la radio. Sí, a la radio, no leéis mal. Los británicos tienen la curiosa costumbre de hacer adaptaciones radiofónicas de alguno de sus mejores shows. Es más, os dejo una foto del cast de dicha adaptación a la radio, para que veáis que no es moco de pavo.

Sherlock, Charles Xavier, Ana Bolena/Magaery Tyrell, Giles... Casi ná.

Sherlock, Charles Xavier, Ana Bolena/Margaery Tyrell, Giles… Casi ná.

Obviamente tampoco me puedo dejar en el tintero sus dos colaboraciones recientes con Doctor Who en forma de capítulo: “The Doctor’s Wife” y “Nightmare in Silver“. Solo diré que el primero de los dos me parece uno de los mejores de la serie, compitiendo de cerca con “Don’t Blink”.

CINE

Hasta hace prácticamente una semana pensaba que las únicas representaciones cinematográficas de Gaiman eran las ya mencionadas Stardust y Coraline, ambas adaptaciones de sus novelas en la que él no tuvo intervención alguna, aparte de la idea original.

Pero nuevamente me encuentro con que me he estado perdiendo una joya de la que debería haber tenido constancia hace mucho más tiempo, como ya me pasó apenas hace un mes con Buenos Presagios.  Una recomendación casi accidental me hizo toparme con MirrorMask, una película de 2005 dirigida por Dave McKean – portadista de The Sandman – y guionizada por Gaiman, con el apoyo visual de la Jim Henson Company, creadora de los Muppets, conocidos como Teleñecos en España, y principal responsable de dos obras de arte del celuloide como son “Dentro del Laberinto” o “Cristal Oscuro”.

mirrormask-20050926023712804-001

Protagonizada por Stephanie Leonidas, actualmente interpretando a una alien cabreada y pelirroja en la serie “Defiance”, La Máscara de Cristal – como siempre en este país patinando con el doblaje de los títulos – se centra en Helena, una adolescente harta de la vida que tiene que llevar por culpa de sus padres, dueños de un circo, y que se ve atrapada en un extraño mundo de fantasía y simbolismo tras conocer la noticia de la grave enfermedad de su madre.

No busquéis una gran historia. El mayor reclamo de esta película es el visual. Un despliegue de imaginación sin precedentes que toma la forma de un cuento sobre la necesidad de madurez de una chica adolescente.

Lo curioso es que la aportación del autor británico al cine no acaba aquí. Investigando – entiéndase, buscando en la Wikipedia -, me he encontrado con que además adaptó al inglés el guión de “La Princesa Mononoke” y participó en el guión de la última adaptación de “Beowulf” – aquella en 3D en la que aparecía una Angelina Jolie digitalmente despelotada.

Y aquí debería acabar la cosa. El tocho que os acabo de soltar podría haber tenido un buen final en este mismo momento. Pero no. Esta misma mañana ha llegado a mi una noticia que ha hecho que se me suban los testículos y que a la postre ha terminado dando lugar a este artículo. Y es que próximamente Neil Gaiman intervendrá por primera vez de forma activa en la creación de un producto en un medio que no había tocado hasta ahora. Y por supuesto, no podía ser otro:

VIDEOJUEGO

Read Full Post »


Documental realizado por uno de nuestros tasqueros. En el documental se muestra la figura y la carrera de Woody Allen a través de un curioso personaje que quiere parecerse a él.

Read Full Post »


Buenas chavalada. El post de hoy me vino a la cabeza tras leer un artículo de la web de Fotogramas, en concreto este: http://www.fotogramas.es/Noticias/El-mayor-fracaso-comercial-del-ano. La pregunta es…¿Qué cojones está pasando en el cine?

Image

Este soy yo cuando llego a casa a las 7 de la mañana y no quiero despertar a la vieja.

Los que nos dedicamos a esto, le ponemos empeño con una mano delante y otra detrás ya que todo el mundo nos dice eso de “¿El cine?, uff pero eso está fatal, muchacho”. Y está fatal porque nosotros mismos nos lo hemos buscado.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el cine está hecho para contar historias a la gente. Hay directores que empiezan con el rollo “no, es que mi obra es muy personal; mi intención no es llegar a la gente, sino conocerme a mí mismo; soy consciente de que mi película no está hecha para ser entendida”… Tío, si quieres hacer cositas para tí, escribe un diario, como se ha hecho de toda la vida. Y es que el cine existe porque quieres comunicar algo a la gente de forma más o menos masiva, que no se pierda el detalle.

Image

Mi nuevo proyecto “El sueño de Eduardo” es un plano fijo de una mierda mientras se oye a un señor cantando jotas en Off. Son cuatro horas de película.

De aquí deriva otro gran problema. Si queremos llegar al mayor número de gente posible… ¿Por qué una entrada de cine cuesta un riñón, un ojo y el alma de tu primogénito? Hoy en día existen multisalas que permitirían una acogida de público espectacular en distintos pases. Si la película se proyecta igual… ¿No ganas más vendiendo 3 entradas a 4€ que vendiendo 1 entrada a 9€? (Os dejo libertad para calcular proporciones que os hagan hervir más o menos la sangre). El problema es que estamos ante una industria que solo se mira su propio culo y lo que es rentable a corto plazo, y ahí el cine como expansión cultural está perdido.

Esto último nos lleva a la última reflexión sobre el tema. Y es que en la Tasca no nos quedamos tranquilos si no despotricamos de vez en cuando de Shuper Mariano y shush shecuacesh. En España el cine depende de subvenciones estatales, las cuales han sido mermadas hasta puntos ridículos ya que parece ser que la cultura no es una de las prioridades del país (eso sí, para meterle dinero a la peliculita de la Sinde bien que se rascaron el bolsillo). Parece que no se dan cuenta de que en este país, la cultura es de las poquitas cosas que tenemos para exportar y que funcionan.

Image

Po a mí me quitaron la subvención curturá esa y mis niño comen to los dia su cebolla empaná. ¡Brandine! agarra a la comadreja de remové la ensalá, que se ha volvío a escapá

En resumen, que le pregunten a Fernando Cotizo qué le habría parecido que las salas donde se proyectara “O Apóstolo” se hubieran llenado aunque la entrada hubiese sido el triple de barata. Yo lo hubiera firmado.

Read Full Post »


Si hombre, Guillermo del Toro. Ese director de cine mejicano, regordete (vale, GORDO) y con cara de buena gente que es coleguita de Santiago Segura. ¿Aún no sabéis quién es? A ver si diciéndoos alguna de sus películas caéis en la cuenta. HellBoy – las dos -, El Laberinto del Fauno, Blade II, El Espinazo del Diablo… Los que seais un poquillo frikis también lo conoceréis por ser el guionista de la próxima adaptación de El Hobbit, o por haber intentado con muy poco éxito convencer a la industria de que una adaptación de En las Montañas de la Locura de Lovecraft podía ser viable – La Herencia Valdemar seguirá siendo la cabeza visible del Lovecraft cinematográfico, por desgracia.

Aquí tenemos al pobre Guillermo, aguantando preguntas de miles de frikis de mierda acerca de posibles desnudos de Evangeline Lilly en El Hobbit

Presentaciones hechas.

Yendo al tema que me ocupa en este artículo, para aquellos que hayan profundizado un poco en el cine de los orígenes de Del Toro y que, como en mi caso, se hayan leído la trilogía de “The Strain” – Nocturna en España, aunque yo solo he leído el primero, por ahora -, se darán cuenta de que hay un elemento que se repite en prácticamente todas sus películas, con mayor o menor relevancia:

Los insectos. Los bichos en general. De hecho buscando en Google información sobre el pinche Guillermo, he encontrado un artículo del periódico El Pais del año 1997 con motivo del estreno de la película Mimic. Y justo Mimic es una de las películas que iba a poner como ejemplo. No voy a preocuparme por los spoilers que suelte asi que tened cuidado, gente.

CRONOS

Año 1992. Un jovencísimo Guillermo del Toro estrenaba “Cronos”, ópera prima del director y a la postre “must-see film” del género de la ciencia ficción, protagonizada por el gran Federico Luppi y un impresionantemente joven Ron Pearlman – HellBoy, Sons of Anarchy… – al que no se le da tan impresionantemente bien hablar castellano. Pero bueno, nimiedades. En esta película aparece reflejado por primera vez la atracción como recurso narrativo que siente Del Toro por los insectos, puesto que el dispositivo que da sentido a toda la trama de la película, contiene en su interior un insecto capaz de dar al que lo posee el don de la inmortalidad solo con alimentarlo con su sangre. Recurso que, por cierto, vuelve a utilizar en su saga literaria junto a Chuck Hogan, y del cual acabo de darme cuenta mientras escribo el artículo. ¿A que mola?

MIMIC

Tras el éxito que le trajo Cronos, Del Toro estrenó en 1997 Mimic, con Mira Sorvino como cabeza visible del reparto. La pélicula adquiere un corte mucho más Hollywoodiense, conservando el buen gusto por la ciencia-ficción del director mejicano, pero dándole ese toque de acción que toda película debe tene si se quiere que alguien la vea en los States. Y los bichos aquí siguen de por medio. Situación: una plaga de cucarachas asola Nueva York y unos científicos crean una superespecie modificada genéticamente de cucaracha que liberan en el ecosistema para controlar la plaga y, cómo no, se les va de las manos. Cambiad al Xenomorfo de Alien por una cucharacha de 2 metros y ahí tenéis Mimic.

Si véis más peliculas de Guillermo del Toro (dirigidas por él) estád pendientes, porque siempre habrá algún bicho que tenga cierta relevancia en la trama de por medio.

Y ya que estoy, aprovecho. ¡Feliz Día del Orgullo Friki a todos!

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: