Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘idiota’


Todos sabemos, y esto no es ninguna novedad, que nuestro “querido” país lleva ya unos añitos yéndose a pique sin que parezca haber una solución a corto/medio plazo (y quién sabe si largo) aparente. Todo parece indicar que seguiremos el camino que ya siguieron Irlanda y Portugal antes que nosotros, y muchas son las voces que piden una respuesta popular parecida a la que están llevando a cabo los Griegos en estos últimos tiempos, es decir, cócteles molotov, palos, piedras y a tope con los de azul. Pero entre todo el gran cáos económico y social que asola el estado español, hay un lugar que destaca por encima de todos. Y ese lugar no es otro que Jerez de la Frontera, lugar de residencia, al menos en origen, de todos los escritores de este blog, quinta ciudad más grande Andalucía, eterno intento de capital de la provincia de Cádiz y ejemplo nacional de ciudad arruinada.

Monumento típico Jerezano

Son muchos los males que padece en los últimos años esta ciudad, muchos de ellos lo suficientemente relevantes para que los Informativos nacionales les dediquen una vergonzosa reseñita (la huelga del servicio de recogida de basuras la más reciente de ellas), pero son los asuntos pequeños, los que no llegan a los servicios de información, los que están mandando lo poco que queda de esta ciudad a tomar por culo, y en uno de esos asuntos es en el que me pretendo centrar.

Evidentemente, este tipo de “males menores” hay que sufrirlos para darte cuenta de que están ahí, y precisamente el asunto que me traigo entre manos se deriva de una experiencia personal. La cual, por cierto, me pone en evidencia como un ser torpe e innecesario para este mundo. Os comento.

Hace poco se me hizo bastante evidente que mi circunferencia abdominal se me estaba yendo de las manos, con lo que tomé la determinación de apuntarme a un gimnasio, aparte de reducir drásticamente el consumo del sagrado fermento de cebada, cosa que a veces cumplo y a veces no. El caso es que el susodicho gimnasio terminó siendo el situado en las entrañas del Palacio de los Deportes, gestionado por el consistorio local. Todo hay que decirlo, he visto muchos gimnasios en mejor estados, pero dentro de lo malo era de lo mejor y su precio (26’40 €/mes) lo convertía en la mejor opción de las disponibles. Gran variedad de máquinas en diverso estado de mantenimiento, libertad de horarios y poco volumen de gente, lo que permite no tener que pedir turno para realizar los ejercicios.

El Palacio, cuando la ciudad parecía un lugar decente

El problema llegó el pasado Lunes 5 de Noviembre, durante un ejercicio en la prensa de cuádriceps. Antes de todo, decir que el desencadenante del problema no fué el gimnasio, sino que a veces parece que tengo el centro de gravedad en el codo. El caso es que, tras un tropezón la mar de idiota, me dí un hostión acojonante en la cabeza contra una de las barras que se utilizan para colocar pesas de la máquina de al lado. Resultado: un dolor tela de fuerte, un ridículo importante y un montón de sangre.

Aquí es donde aparece el quid de la cuestión. Al igual que habría hecho cualquier persona, reaccioné ante la visión de la palma de mi mano roja de sangre buscando ayuda, y primer dato: No hay monitor en la sala de máquinas. Ni en la de cardio. En ningún sitio, vaya. Descartado el primer elemento de socorro, me dirigí a la recepción del edificio, a ver qué me sugerían. Los pobres que allí se encontraban, que son currelas como los demás y no tienen la culpa, sólo disponían de la opción de llevarme al “botiquín”. Segundo dato: el botiquín era una cajita de plástico con un poco de agua oxigenada y un par de gasas. Ni betadine, ni tiritas, ni algodón, ni vendas, cremas, NADA. Para valorar la gravedad de este último dato hay que tener en cuenta que en dicho edificio están presentes, además del gimnasio, escuelas infantiles y juveniles de Baloncesto, Kárate, Boxeo y Gimnasia Rítmica, aparte de un club de Tiro con Arco y otro de Espeleología. No hace falta que enumere la enorme cantidad de accidentes que pueden derivarse de esas actividades y la escasa o nula capacidad de respuesta antes las mismas que tendría el centro, ¿verdad? Y bajo mi humilde opinión, esta situación cuenta con el tremendo agravante que supone que todas esas actividades se encuadren bajo el marco de responsabilidad del propio Ayuntamiento.

Para ir finalizando, que al final os he soltado una parrafada poco amistosa, con esto lo único que pretendo es que la gente se entere de hasta la más mínima mancha de mierda que ensucia todo por aquí, y es más, si ya consigo que todos los que lean esto se preocupen de hacer públicos toda esta serie de molestos “problemas menores” que se dan por cientos en cualquier lugar, me haríais inmensamente feliz. Que Jerez, salvo una enorme e inesperada sorpresa, parece abocada irse al carajo, pero que a nadie le quepa duda de que una buena parte de España, idénticamente “bien gestionada” va a ir detrás.

Read Full Post »


Saludos mis amados lectores

Ando un poco liado con paparruchas variadas y no quiero hacer una caca de vaca de artículo para la pasada FicZone 2012, pero tampoco quiero dejarlo pasar, así que os dejo aquí la entrevista que nos concedió JAB, autor de celebérrimas obras idiotescas tales como “El niño gilipollas que quería volar”.

SOBRE JAB

JAB, o José Antonio Bautista López, es un dibujante Granadino que cuenta en su currículum con obras de calidad irreverente y tontaca. Su trabajo más conocido es “El Niño Gilipollas que quería volar”. Puedes ver todos sus trabajos y desventuras en su página web, Jabcomics.

No hay muchas fotos de JAB por la red. Esto es un parquímetro.

Sin más dilación, os dejo con la entrevista. Más abajo está completamente transcrita.  Os ruego disculpéis la calidad de video y audio.

TIO PERICO – Me presento, soy Néstor y soy de un blog que se llama La Tasca del Tio Perico, que es un blog de humor, de reseñas de cómics, de videojuegos y de estupideces variadas.

JAB– Entocnes si hacéis reseñas de esas cosas, tenéis que conocer al Niño.

TIO PERICO– Claro.

JAB– (Risas).

TIO PERICO– Te advierto que somos gente idiota y vamos a hacer una entrevista un poco idiota.

JAB– Bien (asiente satisfecho por la muestra de sinceridad idiotesca).

TIO PERICO– No vayas a ofenderte.

JAB– Estamos al mismo nivel.

TIO PERICO– Bien, he estado trasteando un poco, mirando tu currículum y parece que eres una persona normal sin conocerte, pero luego al leer una viñeta tuya, se ve que eres un chaval especial. ¿Con cuál te identificas más? ¿Una persona de buen ver o…?

JAB– La verdad es que tengo dos personalidades y la normal es la de diario, es decir, sólo soy JAB un pequeño rato al día cuando me pongo con mi libreta y hago un chiste o cuando estoy pensando en algún cómic, pero normalmente soy esa persona que esta delante dando la cara, delante de ese currículum.

TIO PERICO– Es bueno saberlo (Risas).

JAB– Soy un padre responsable de unos cuantos hijos… Una hipoteca, la letra de un coche… (Más risicas, somos unos cachondos los dos).

TIO PERICO– Me ha llamado mucho la atención que hace unos años hiciste un juego para Gran Hermano, y te quería preguntar si lo hiciste por el vil metal o eres un fan a escondidas.

JAB– Pues no lo hice por el vil metal por que no cobré nada por ese , es una cosa que hice yo de forma altruista, ni tampoco soy fan de los programas de telerrealidad, convivencia o como quieran llamarse, sino que intentaba más bien hacer como crítica de Gran Hermano. Todos los juegos, por que hice como cuatro, eran crítica de lo que sucedía dentro del programa y cómo la gente lo aceptaba. Y bueno una excusa también para programar.

TIO PERICO– Y ahora mismo, en materia de cómic, ¿en qué estás trabajando?

JAB– Estoy publicando en un canal de Instagram, todas las viñetas que voy haciendo en un blog, donde voy dibujando a diario, y no sé si lo habréis visto pero se distribuye a la par que por Instagram por Twitter y el FB del Niño Gilipollas. Yo voy dibujando en mi cuaderno y a todos los dibujos les hecho una foto que se distribuyen por esos tres canales al instante (Me enseña algunos de los dibujicos, muy majos todos ellos)
Aparte publico en la revista de humor Amaníacos desde que empezaron su tercera etapa, que ya va por el número 22, una serie que se llama “Patochadas” que son historias de cinco hermanos, donde sólo he desarrollado un personaje que es Patopeto, un pato cuentacuentos que cuenta cuentos clásicos o películas enfrentándose a su público dándole al vuelta a las historias. Aparte colaboraciones, fanzines y todo eso, pero proyectos de cómics personales y demás tengo aparcada la segunda parte del Niño Gilipollas que cuando me dejen mis niños probablemente me pueda sentar a ello

Una viñeta de “El Niño Gilipollas que quería volar”. Se aprecia la influencia del romanticismo del siglo XIX y los trazos de la filosofía alemana más conservadora

TIO PERICO– ¿A qué dibujante de cómics admiras? Sobre todo de estilo patrio si puede ser.

JAB– De pequeño me gustaba mucho Super López y todas las historias de Jan y después me he criado con Mortadelo, Zipi y zape, Carpanta, Pepe Gotera y Otilio con todo el imaginario, los cómics de Brugera y ediciones B a posteriori… pero quizás me haya influido mucho más el Underground americano, que aunque está claro que mi tipo de humor es muy local, “Granaino”, un humor con mucha “Mala follá” (Risicas). Pero muchas cosas si que me han venido de leer bastante Bat, cloud…

TIO PERICO– De todo lo que has publicado, ¿cual crees que es tu mejor obra o más conseguida…? Tu Ópera Magna (Risas compartidas)

JAB– ¡No tengo! ¡No tengo Ópera Magna! Pero si que se me reconoce por el Niño Gilipollas. Tampoco tengo una producción como puedan tener otros dibujantes por que no soy un dibujante de cómics al uso, no me dedico profesionalmente a esto sino que es una cosa paralela a mi vida, entonces el Niño Gilipollas quizás sea lo que más alegrías me ha dado, más que incluso la serie que estoy haciendo actualmente.

TIO PERICO– Y bueno, para los infieles que no sepan de tu existencia por qué crees que deberían leerte.

JAB– (Voz de ultratumba) Porque si no arderán en el infierno (Más risas, qué bien nos lo pasamos oiga).

TIO PERICO– Al margen de amenazas satánicas, qué es lo que puede ver alguien en tus cómics que le pueda gustar.

JAB- Si les gusta el humor absurdo y ya no absurdo, sino tonto, imbécil, humor que a veces no hay por donde cogerlo pero al final hace que se te salte la sonrisa, los que buscan los que les falta en su vida…

TIO PERICO– ¡Pues muy bien! Ha sido un placer conocerte, me alegra mucho de que seas una persona normal, y encantado (Las últimas risicas).

JAB– ¡Un placer!

Posando con nuestro mejor perfil para las lectoras de la tasca. Los lectores que no miren

 

Pronto la segunda parte de las crónicas de la FicZone 2012 y la entrevista con Chogrin, el productor de hora de aventuras.

Un tasquibesillo

Read Full Post »


Ya ha llegado Agosto. El verano, tan largo y magnífico en un principio, empieza a parecernos vacío y aterradoramente corto, y todos esos planes de “ya lo haré” empiezan a convertirse en “para el año que viene”.

Aaaah Agosto… caluroso mes.

Una vez reflexionado sobre el mes que hace que mi cerebro se derrita un poco más que de costumbre debido a su dolorosa calor infernal, voy con el tema del que quiero hablaros hoy. Se trata ni más ni menos que…

LA WIKIPEDIA  (Pulsar enlace tras leer WIKIPEDIA)

Que logazo que tiene... ¡Me lo como enterito!

Hagamos un poquito de historia.

La wikipedia la fundaron dos señores llamados Jimmy Wales y Larry Sanger en 2001 como un proyecto de enciclopedia online de caracter libre, en el que cada usuario pueda modificar, crear y eliminar contenidos, obteniendo así un (en teoría) enorme intercambio de conocimientos entre todos los seres humanos que pueblan internet

Ahora sin embargo, viene lo bueno.

El hombre (y la mujer) en su infinita credulidad, viene siendo testigo de numerosos casos en los que cualquier mindundi dice una cosa a la que todos asienten, cual rebaño de adorables ovejitas. Wikipedia no está exenta de éste rasgo, pues, a pesar de que en sus inicios era cosa de “frikis” y “cerebritos”, hoy en día está considerada como la fuente por excelencia para cualquier trabajo, duda, o consulta.

Ayer mantuve con mis amigos una conversación, en la que discutíamos la fecha de estreno de Jurassic Park y Jumanji (lo típico de lo que hablan los jóvenes entre litrillos y cigarritos), y, cuando se vio que la conversación no daba a más, acudimos al móvil con internet más cercano para que la sagrada wiki nos impusiera su sabiduría.

Con ésto me refiero. ¿Nos creemos todo lo que pone la Wikipedia en sus artículos?

Estamos hablando de un portal en el que cualquiera, y no es un eufemismo, literalmente cualquiera puede acceder a publicar contenidos sobre lo que se le antoje sin que haya un experto en el tema poniendo a prueba la veracidad del asunto.

Bien es cierto que el portal tiene una serie de reglas y condiciones a la hora de publicar que limita mucho el “vandalismo cibernético” y que intenta regular de muchas formas que todo lo que se publique tenga unas bases sólidas y contrastadas, pero resulta muy difícil creer que los cientos de miles de artículos son revisados día a día para demostrar su validez.

Yo, me confieso culpable de ser lector habitual de la Wiki, pues mi curiosidad y sed de nuevos conocimientos aumenta día a día, pero he de decir, que éste portal está siendo tratado como lo que no es.

La Wikipedia debería ser una herramienta, no un sustituto de tu cerebro. Si sólo lees un artículo sobre el manisero para poder escribir tu trabajo de ciencias sociales y luego olvidas todo lo que has aprendido, poco sentido tiene.

Una buena comparación es la calculadora. Se inventó para ayudar al cerebro, no para sustituirlo.

No sean tontos lectores y lean. Pero también, aprendan.

¡Un saludo!

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: