Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ilustrada’


En estos días de lluvia y frío, es normal salir a la calle con paraguas cuando ves  nubes mordorianas en el cielo (vease, provenientes de la meseta de Gorgoroth) por si acaso te va a caer un necrochaparrón encima.

Sin embargo, aparentemente hay un estricto código de normas que desconozco que impide automáticamente a un chaval que tenga un mínimo de pintas espantaviejas portar el susodicho aparato paraguesco.

Cada vez que salgo a la calle bajo el amparo protector de mi apéndice de plástico y tela siento clavadas en mí las miradas empapadas en agua de decenas de jóvenes alternativos que cruzan las calles desafiando a los elementos. No lo entiendo, de verdad que no lo entiendo, pero es así.

Quizás es que no saben para qué vale un paraguas. ¡Abajo la lluvia!

Quizás es que no saben para qué vale un paraguas. ¡Abajo la lluvia!

Me he llegado a preguntar si cuando me compré la chupa de cuero no me dieron el cursillo de “qué hacer en caso de fenómenos meteorológicos si quieres seguir siendo más jebi que el hambre” o simplemente es que al hacerte rastas y dilataciones el cerebro decide dejar de enviar impulsos nerviosos y te vuelves más tonto que un tapir adicto a los opiáceos…

Sea cual sea el motivo, ánimo a todos esos jóvenes que se sienten cohibidos debido a que sus compañeros tribales nunca llevan protección ante la furia acuática de los dioses y están decididos a acabar con esa pantomima.

Y es que, la estupidez del ser humano no tiene límite alguno, por que es de cajón que si llevas paraguas ya eres menos macho, las nenas no se van a fijar en tu cresta o en tu chupa de cuero llena de parche de los iron maiden, marcando paquete con la camisa de los suaves (suave que me estás matando)

Hamijos, si salís a la calle y llueve llevad paraguas. Por Crom, por Dongalor o por San Mateo, pero llevadlo copón.  Os animo a todos que comprobéis que digo la pura verdad.

Besos para todas y amor de hombre para todos ❤

Read Full Post »


Amantes del odio y la depravación, venía yo hoy deglutiendome los sesos por un problema administrativo que me aqueja, y es que resulta que he descubierto el lugar más horrible e inmensamente caótico que existe.

Hoy vengo a hablaros de las secretarías de las universidades.

Ya conocía de mis peripecias de antaño la inutilidad y el desorden reinante en estos antros del dolor humanoide, pero, ingenuo de mi, creía que se debía a una mala gestión de una secretaría en concreto.

Me equivocaba como nunca antes me había equivocado. Vamos que si dices que Ser Isaac Newton era de Totana te equivocas menos.

Resulta que, llevo más de un mes de interminables y absurdos trámites que nunca acaban, con información nueva y contradictoria cada día… y por supuesto con una ira homicida creciente que ni odín sabe por donde va a salir.

En estos temibles refugios de los vástagos de satanás, encontraréis un sinfín de desinformación que ayudará al estudiante a derretir su masa encefálica, privándole de toda la felicidad reinante en este mundo y condenándole a un tormento de papeleo infame e innecesario.

¡Yo no quiero matricular una galera! ¡Quiero matricularme yo maldita sea!

No contentos con ser templos dedicados al mal absoluto, aún es peor los medios de comunicación no físicos de los que disponen.

Cuenta la leyenda que poseen un nº de teléfono de atención al público (y os juro que esto es cierto) pero llevo llamando desde el 1 de septiembre y aún no me lo han cogido una puta vez. No es que no me hayan informado bien no, es que directamente no han tenido la delicadeza de descolgar su aparato telefónico.

No contentos con no responder a mis súplicas a través del ingenio de Graham Bell, nos condenan a acudir a otro medio de comunicación que es peor aún.

Internet.

Tengo la teoría de que al otro lado del ordenador debe estar Death Adder (el malote del Golden Axe) elucubrando como puede joder al alumnado de formas novedosas e infames.

Míralo ahí… pensando como responderme para no informarme de nada y a la vez dejarme peor de lo que estaba…

He recibido respuestas a preguntas tales como “Está en la página web” “No” o “Debe llamar por teléfono para solucionarlo”…. ME CAGO EN LOS CLAVOS DE JESUCRISTO Y EN EL GRUPO DE ARTESANOS QUE FORJARON LOS SUSODICHOS COPÓN, COPÍN Y COPETE!!!…

¿Cómo que está en la web mequetrefe? ¡Si te pregunto es que no lo he encontrado! ¡Al menos dame el link coponazo!… ¿Y para que voy a llamar? ¿Para sufrir más?…

En fin amigos de dolor ajeno y enemigos del placer extraño, os recomiendo tranquilidad al acudir a los santuarios del mal y mucha paciencia al lidiar con sus fieles.

Un erótico saludo

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: