Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘marvel’


Todos somos conscientes de que en los últimos quince años el cine ha descubierto un enorme filón en el género superheroico, la mayor parte de las veces en forma de adaptación de una obra previa – típicamente un cómic – y en escasas ocasiones con una obra “original” – ¿puedo considerar a Matrix como género superheroico sin que alguien me salte al cuello?

En la televisión ha costado mucho más que se diera semejante invasión. Salvo excepciones contadas, la mayor parte de las películas con los justicieros de capa y antifaz como protagonistas son grandes superproducciones, y quizá el elevado presupuesto que se le intuía a una obra similar en la pequeña pantalla ha podido espantar a los productores televisivos. Igualmente, todos hemos visto el más que evidente cambio de planteamiento en la realización de series modernas, donde la complejidad del guión, el tipo de producción y hasta el presupuesto dedicado se ha ido equiparando poco a poco al de las mayores producciones Hollywoodienses. Valgan de ejemplo obras hercúleas como lo fue en su día Roma o como puede estar siendo actualmente Juego de Tronos, por poner dos ejemplos rápidos y conocidos.

LOS PRECEDENTES

Paso de aburrirme a mí mismo enumerando las series de superhéroes – hablamos siempre de live action, nada de animación – que ocuparon la pantalla durante el siglo XX porque no viene al caso, así que empezaré a discurrir tomando de partida el año 2000. Concretamente el año 2001.

El 16 de octubre de dicho año se estrenó Smallville, la serie que contaba las aventuras adolescentes de un Clark Kent en plena revolución hormonal – aunque Tom Welling rondaba la treintena al comenzar la serie, podríamos considerarlo el Fran Perea yanki. La serie, coñas aparte, fue un éxito sin precedentes que ha durado nada más y nada menos que 10 temporadas ininterrumpidas, en el que se ha podido vivir prácticamente en tiempo real el paso de Clark Kent hacia Superman.smallville-7

El otro gran exponente de este género fue Heroes, estrenada en 2006 en la NBC yanki, aprovechando el más que evidente tirón del público hacia todo lo que implicara un superpoder en pantalla. Y es que esta serie fue en sí misma un homenaje contínuo hacia los superhéroes del mundo del cómic, llegando a traducir su éxito, siendo una producción original, en todo un universo expandido formado por webisodios, cómics e incluso un spin-off que nunca llegó a materializarse, debido principalmente a la huelga de guionistas de Hollywood del año 2007/2008. Huelga que a la postre, y al menos en mi opinión, fue la que hundió la serie y provocó su cancelación apenas dos años después.Heroes_by_Blaze0ne

Hay otros casos de menor magnitud, como la genial y breve No Heroics o la olvidable The Cape.

LA ACTUALIDAD

Por si alguien pensaba que tardaba mucho en ocurrir, el año pasado dio comienzo oficialmente la guerra televisiva entre Marvel y DC.

Pero antes de meternos en faena con los gigantes, no conviene olvidarse de que en la cadena E4 británica dieron a luz en el año 2009 a uno de los mayores éxitos televisivos del género – al menos en sus dos primeras temporadas. Misfits supuso una bocanada de aire fresco para el género y, al menos en mi caso, terminó de convencerme de que los hijos de la Gran Bretaña son muy buenos en lo suyo.

Pero volviendo al gran meollo de la cuestión, el Clash of the Titans comiquero-televisivo lo comenzó DC en 2012. Arrow nos cuenta las andanzas de un joven y novicio Oliver Queen, mejor conocido como Flecha Verde en estos ámbitos. Si bien la serie comenzó de forma titubeante, al final de la pasada – y primera – temporada se terminó revelando como una de las grandes sorpresas de la temporada, tanto por calidad de su desarrollo como por su planteamiento, más cercano al Batman de Nolan que al Man of Steel del susodicho. Línea que afortunadamente está sabiendo mantener en la actual temporada, por cierto. DC, además, ya tiene el revólver cargado con Gotham, que narrará las andanzas del Detective Gordon previas a la aparición del Murciélago; Constantine, una nueva revisión del mago de Liverpool con objetivo de la futura adaptación al cine de la Liga de la Justicia Oscura, e incluso un spin-off de la propia Arrow, centrada en un secundario ocasional de la última temporada, Flash.Arrow-Season-2

Como veis no se quedan atrás los chavales.

La estrategia de Marvel, en este caso, es distinta. Conocedores de la ventaja que les llevan sus competidores en el cine – quizá no tanto en calidad como recaudación – su forma de acercarse al publico televisivo ha sido algo más moderada. A finales de 2013 se estrenó Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D.un producto que además de cumplir la función de acceder a un público más amplio, le da a la Factoría Marvel la posibilidad de ampliar contínuamente el universo que comenzó a crear con las películas y que tántos éxitos – y dinero – le ha reportado sin dejarse una millonada en películas cada seis meses. Además, pese al pobre comienzo de la serie, la mano de Joss Whedon está empezando a notarse, y ha dado un salto de calidad importante en los últimos capítulos.Agents-of-Shield

Por lo demás, al menos yo no tengo conocimiento de ningún proyecto televisivo más de los de Stan Lee.

Dicho todo esto, ¿quien ganará la guerra? ¿Se quedará Marvel con el cine y DC con la televisión? ¿Entrarán en juego nuevas franquicias de otras compañías?

Lo que está claro es que los superhéroes funcionan en televisión. Habrá que ver hasta cuando.

Anuncios

Read Full Post »


Pese a que ya han pasado unos cuantos meses desde su publicación en nuestro país, no quisiera dejar de compartir las impresiones que una relectura me ha provocado respecto a esta trascendental historia, que supone un punto de inflexión ( o así nos lo  venden) de la raza mutante

¿Pero esto que es lo que es?

Patrulla X: Cisma es una historia narrada en 4 one shots a modo de “prologo” y una miniserie de 5 números.

¿De que va?

La historia comienza con Lobezno acompañando a Ciclope a hacer una petición ante la ONU para que todos los Estados que cuenten con tecnología Centinela la desarmen. Como no podía ser de otra manera, el evento será saboteado. En concreto por Quentin Quire, un personaje recuperado de la histórica etapa de Morrison y que viene a ser un adolescente con enormes poderes psíquicos, además de un capullo con delirios de grandeza. Las acciones de este chaval provocan una reacción global en contra de los homo superior con un despliegue de robots Centinelas en cada país.

Quentin Quire tocando las pelotas. Con esas pintas estaba claro que no tramaba nada bueno.

Seremos testigos de como, incluso habiendo sido reducidos a unos 200 y obligados a formar su propio país en el exilio , el miedo y odio que  profesan los humanos a los mutantes no ha llegado todavía a sus limites.  Acorralados por las circunstancias, los personajes tienen que tomar decisiones drásticas que provocaran cambios y conflictos para culminar en la división en dos posiciones  enfrentadas e irreconciliables; lo que vendrían a ser una “Civil War” mutante.

El dilema principal de la historia es que papel deben tomar los habitantes más jóvenes de Utopia en el conflicto ¿Deben poder luchar si así lo aceptan o si es necesario, o deben ser protegidos a toda costa? Ciclope y Lobezno serán los que, respetivamente, defienda cada posición  en un relato que no se decanta por ninguna opción y dejan que sea el lector quien valore los pros y contra de cada postura.

Por su parte, ambos personajes siguen una coherencia con lo que en los últimos tiempos nos han ido contando de ellos. Desde que los mutantes de todo fueran diezmados,  Ciclope ha sentido sobre sus hombros el peso del  destino de toda su especie y ha tenido que recurrir a medios y aptitudes que en su tiempo habrían sido rechazadas por un Scott más joven e idealista ¿Hasta que punto puede aguantar sin convertirse en una encarnación de esos mundos apocalípticos que tantas veces hemos visto, donde salvadores de los mutantes dicen hacer las cosas por el bien común mientras se sientan sobre una pila de cadáveres? Desde luego aquellos que sigan pensando en Ciclope como un pusilánime indeciso, siempre a la sombra del profesor Xavier deberían echar un vistazo a la evolución del personaje en los últimos años.

En la esquina contraria, Lobezno empieza a estar harto de tener que tragar con las draconianas decisiones del flaco y más aún cuando eso empieza a suponer usar niños como soldados en una guerra. Admito que soy uno de esos a los que la sobre explotación de Lobezno ha terminado por provocarme bastante rechazo al canadiense, pero puedo admitir cuando saben hacer que sus argumentos y acciones parezcan consecuentes y no una mera maniobra de marketing. El garras tiene que erigirse como el líder que nunca ha sido y lidiar con un papel para el que nadie le ve capacitado ; y es precisamente esto lo que utiliza el guionista para captar nuestra  atención. Y lo hace para bien.

¿Pero es que nadie piensa en los niños?

Siendo los jóvenes el epicentro de la historia, había que darles voz en esta trama. Aunque podemos ver a casi todo el plantel de estudiantes de la Patrulla dando su opinión, los guionistas han optado por encarnar el dilema en un personaje en particular. Esta tarea recae sobre Idie, una joven presentada en la última (y enésima) colección centrada en las juventudes mutantes: “Generation Hope”. Esta chica funcionará como catalizador del conflicto entre Logan y Scott a la par que es un personaje que recuerda a una Tormenta primeriza, (y no solo por el color de su piel) por ser alguien tremendamente alienada con el resto del mundo. ¿Su desconcierto y pesimismo es el futuro que le espera a las próximas generaciones portadoras del gen X?

Idie en acción

Curiosamente, el papel de antagonistas en las sombras también recae sobre unos niños. Y es que en estos números asistiremos a la presentación de una nueva encarnación del Club Fuego Infernal que resulta tanto un acierto como un golpe de frescura. No deja de ser irónico que mientras los X-men intentan salvar a unos críos, sean otros los que intenten hacerles la puñeta.

Esos locos bajitos…

La edición española

En nuestro país, la saga ha ocupado 4 grapas con el nombre de “Patrulla X: Cisma”: las 3 primeras dobles y la última siendo un número triple. Hay que advertir que solo los números 3 y 4 contienen la serie propiamente dicha, mientras que el 1 y el 2 recopilan los anteriormente mencionados “one shots” de “Preludio al Cisma”. Cada entrega de este prologo esta centrada en Ciclope, Lobezno, Xavier y Magneto, respectivamente, suponiendo n repaso a sus trayectorias vitales hasta el momento de la narración. No dejan de ser unos meros sacacuartos que aportan poco o nada a la historia y un buen ejemplo de material que Panini ha de encasquetarnos donde pueden porque si no, no se los compraría casi nadie. Mi consejo es que si estáis interesados, os ahorréis los dineros y compréis directamente los números 3 y 4 de la edición española

Los perpetradores

El apartado gráfico de la serie merece mención aparte, con un plantel de dibujantes de excepción compuesto por: Frank Cho, Alan Davis, Daniel Acuña, Adam Kubert y Carlos Pacheco. Todo un repaso al pasado y presente de los artistas relacionados con la Patrulla X que, pese a su diversidad de estilos, logran ofrecer un aspecto consistente a lo largo de la historia. Tengo que reconocer que, aunque nunca he sido muy fan de Davis, aquí se luce con algunas escenas de acción espectaculares.

Por su parte, la narrativa corre a cargo de Jason Aaron, que ya ha demostrado que sabe manejar a Lobezno en su serie homónima. Nos ofrece una trama con un buen ritmo y que, a diferencia de lo que viene siendo habitual en estos casos, no se alarga innecesariamente. Su mayor baza es saber plantear un dilema moral de aquellos que son la marca de los mutantes, a la par que sabe llevar de la mano de manera natural a Lobezno y Ciclope en estos tiempos en que sus roles de lideres les llevan a cambiar sus actitudes y comportamientos. Si tuviera que recriminarle algo seria la indulgencia que tienen ambos con Quire.

Resumiendo:

Asi queda repartida la familia X tras el Cisma

Desde luego, no todo lo que se ha publicado de los X-Men en los últimos años ha tenido un buen nivel, pero no es el caso de esta saga. Aquí tenemos una lectura interesante y entretenida, apta tanto para fans de larga trayectoria como para lectores poco familiarizados, pero interesados, con los mutantes. Supone además un buen punto de partida para los que quieran subirse al carro, ya que a partir de aquí veremos la escisión del grupo en dos series: la señera Uncanny X-Men (Patrulla X en España) se centrará en el grupo de Ciclope, mientras que Wolverine & the X-Men (Lobezno y la Patrulla X en la lengua de Cervantes) nos mostrará el camino que tomarán Logan y sus seguidores.

Read Full Post »


Dándole vueltas a mi enferma y fantasiosa cabeza, pensando en la situación en la que nos encontramos (no solo aquí, sino en todo el mundo), he desarrollado
una serie de teorías sobre el modo en el que, a mi juicio, va a acabar todo. Os expondré brevemente algunas de ellas.

– Rebelión o “What would Stalin do?”
Básicamente, la gente desde la clase media “p’abajo” acaba hasta los huevos, se cuelgan varias cabezas en picas y se pasan por la horca unos cuantos
antidisturbios. A más de uno se le irá de las manos y se cargará a quien no debe (pero ¡eh!, es la rebelión). Al final, el héroe que encabezó la revuelta
gobernará, se corromperá y acabaremos igual que estamos… y así “ad infinitum”.
· Versión 2.0: Esta vez, todo es utópico, maravilloso y rosa chicle. Los rebeldes triunfan y el que coge las riendas del gobierno ni se corrompe ni ná.
Todo el mundo es feliz y viajan en carros tirados por unicornios azul celeste.

Esperemos que no sean este tipo de Rebeldes.

– Resignación general:
La más probable al paso que vamos, según mi parecer. La gente seguirá como hasta ahora, dejándose reprimir; nos quitarán el derecho a huelga y manifestación entre otras muchas cosas y la gente seguirá sin meterle fuego a nadie. El Caudillo se reencarnará en alguien y volveremos a los 60 con una dictadura con nombres y apellidos. Enhorabuena, machotes.

Miradlo, miradlo bien… Este será vuestro Caudillo… Excmo. Mr. Francotato.

– “Evasión en la granja”:
Está, dentro de la exageración, tampoco me parece descabellada. La gente con dos o más dedos de frente (los cabezones del carnaval no cuentan) verá que
esto se va a pique sin remedio (véase “resignación general”) y decidirán coger sus cosas y largarse a otro sitio donde se les trate mejor. Esto dejaría aquí
solo a conformistas y a algun patriota redomado, con lo que el pais, sin cerebritos que rajen y trabajen, se irá a tomar por cul.

Esto es lo que quedará. Espero que esteis contentos.

“Ultimate Spanish Civil War” (Marvel ya me ha pedido los derechos del nombre):
Dicen que la historia está condenada a repetirse, pues bien, es toooodo cierto. Aquí no hay mucho que explicar, mirad los libros de historia. Para los de la
LOGSE lo explicaré de forma que lo podáis entender: ¡Pim! ¡Pam! ¡Pum! ¡Rojo de mierda! ¡Puto facha! ¡Ratatatata! ¡Bum! ¡Bien, ganamos los españoles de
verdad! ¡Uy, que me estoy cargando el pais! ¡Pim! ¡Pam! ¡Pum!… y así, ya sabéis de que va el rollo.

Cambiad la bandera por la española y a los dos tíos por Gordillo y Rajoy y ahí lo teneis.

– Yankis go home:
Aprovechando que estamos con el culo al aire, algún otro pais decide que tenemos un trasero sumamente atractivo y decide metérnosla hasta la garganta. Nos invaden y nos petan el ojal. Maravilloso, ahora somos “inserte nacionalidad aquí”.
· Versión 2.0: Todo el mundo se une, Santiago y cierra España, mamá OTAN nos salva y volvemos tal y como estábamos, pero con más boquetes en el suelo.

Eso es lo que pasará, pero en el Ayuntamiento de tu ciudad. Osease… ná.

– El profeta Iker Jiménez:
ET vuelve con sus coleguitas a llevarse todos los lacasitos de la Tierra, o los familiares de los que iban en el platillo de “Independence Day” vuelven para vengarse. Que vienen los aliens, vaya. A todo el mundo se le olvida la crisis y, o bien nos conquistan, o nos los cargamos a todos, o nos hacemos amigüitos interestelares. De cualquier modo, con esto sí que se acaba la crisis… pero habrá problemas gordos (“Estos putos aliens que vienen a quedarse con nuestro trabajo y nuestras mujeres”).

Este tío será el Pacificador y todos le rendiremos culto y pleitesía.

– WW III o “la última guerra mundial”:
Para terminar, una probable también, pero global. A los Yankis se les va de las manos con la democratización o alguien mete un bombazo gordo donde no debe. Sea como sea, estalla la 3ª Guerra Mundial, se lanzan bombas nucleares como quien come pipas y nos vamos todos a beber orina. Así, fasi fasi.

El montoncito de abajo somos todos nosotros después del pitote.

Como podéis ver, mi fe en la humanidad es escasa tirando a nula, asi que en mi opinión pase lo que pase estamos jodidos. Para todos los puristas, realistas y
críticos literarios, esto no es el oráculo, son mis impresiones. En resumen, yo creo que lo mejor que nos puede pasar es que resurjan Chtulhu, Azathoth y Shoggoth, nos devoren el alma y consuman el planeta… así por lo menos la cosa será rápida y, si no, siempre podemos convertirnos en Profundos.

Read Full Post »


Como suele decirse, siempre hay que dejar lo mejor para el final, y desde la Tasca hemos querido cerrar el ciclo de reseñas acerca de la Comic Con Spain celebrada en Jerez de la Frontera con uno de los trabajos que más orgullo nos ha reportado desde que decidimos empezar a soltar pamplinas por estos virtuales lares. Y esto es la entrevista a la tienda Alone in the Retro, presente en IFECA durante los tres días del evento y dedicada a la venta online de videojuegos de todas las generaciones y de merchandising del mismo, a uno de los precios más asequibles que hemos tenido el placer de echarnos a la cara.

Da la casualidad además de que, para nuestra sorpresa, regentando la tienda estaba nada más y nada menos que Salvador Espín, dibujante murciano que trabaja para la compañía de cómics Marvel desde 2007 en colecciones como “Wolverine: First Class”, “The Incredible Hercules” o “Deadpool” entre otras muchas (más aquí), además de haber colaborado como ilustrador en el famoso juego de rol español “Anima: Beyond Fantasy” desarrollado por la editorial Edge Entertainment, y que se encontraba en la Comic Con Spain para llevar a cabo sesiones de firmas y sketches de su obra junto con otros dibujantes.

Tengo que decir que al enterarnos con quién pretendíamos hablar estuvimos a punto de cambiar el contenido de la entrevista, pero en un alarde de iniciativa que aún no sé ni de dónde salió, consideramos que al hombre tenían que preguntarle por su trabajo en casi todos los eventos de este tipo a los que fuera, y que al menos sería algo original mantenernos en nuestra intención inicial: Preguntarle sobre su tienda.

Dicha la introducción, os dejo con la entrevista:

La Tasca del Tío Perico: Ahí va la primera. ¿Cómo surgió la idea de montar la tienda y cuánto lleva en funcionamiento, aproximadamente?

Salvador Espín: Tanto Antonio, mi socio, como yo hemos sido siempre aficionados a los videojuegos. Gracias a mi trabajo para Marvel tengo la oportunidad de ir a muchos salones, y Antonio tenía ya experiencia trabajando en tiendas de videojuegos. Así que dicidimos montar la tienda online y aprovechar los salones para poner un stand y promocionarla. Conocemos muchos lugares y a mucha gente y nos lo pasamos bien, la verdad.

LTTP: ¿Qué ventajas e inconvenientes le ves a optar por el modelo de tienda virtual frente al modelo tradicional?

SE: Bueno, una ventaja es lógicamente la de poder estar abierto durante 24 horas al día para los clientes. Y para mí el principal inconveniente es la desconfianza que suele causar comprar un producto online. Por eso nosotros aportamos fotos del producto, y en el caso de juegos incluso grabaciones de partidas jugadas por nosotros, para que el cliente pueda comprobar que el producto se vende en perfectas condiciones. Nos preocupa mucho que los juegos estén impolutos. Tenemos a la venta incluso juegos de Atari y de NES sin desprecintar, juegos que no ha tocado nadie desde los 80.

LTTP: ¿Cual es el juego más caro que habéis vendido?

SE: ¿Pero hablamos de dinero o de sentimientos?

LTTP: Dinero, dinero. Vamos a empezar por el vil metal.

SE: (se ríe) El Super Mario 3 de la NES, por unos 75€.

LTTP: ¿Y el más viejo?

SE: Ahora mismo no recuerdo exactamente cual, pero andamos por lo mismo. Algo de la NES o de la Atari, probablemente.

LTTP: ¿Cuál ha sido el más extraño que habéis vendido?

SE: En cuanto a juegos es difícil contestarte. Quizá el Rad Racer, un juego de NES estereoscópico y en 3D. Pero en el caso de periféricos o merchandising… La pistola de la NES, por ejemplo, que es bastante difícil de encontrar.

LTTP: Cuéntanos la anécdota más absurda que te ha pasado en tu faceta de vendedor de videojuegos, de las que le cuentas a tus colegas cuando estás tomando algo en un bar.

SE: Hoy mismo ha pasado una. Un chico ha venido interesándose por el Batman de la NES y nos ha preguntado si le funcionaría en su Nintendo 64. También en un salón en Almería se nos acopló en la tienda un tipo vestido de Link y no se fué en todo el día. Parecía que quería hacer una “quest” con nosotros.

LTTP: Dime la verdad: Vosotros disfrutáis con la cara gilipollas que se le queda a la gente cuando ve en vuestra tienda juegos que podían llevar perfectamente 20 años sin ver, ¿verdad?

SE: (él y su socio se miran y se ríen) Hemos vendido aquí una Master System con su caja y el Sonic 2. El chaval tenía cara de que no iba a dormir esta noche. Sobre todo pasa cuando ven Las Tortugas Ninjas de la NES o el Spiderman de la Megadrive. Imagina sus caras cuando les dices que algunos de los juegos que ven llevan sin desprecintar desde el ’83, totalmente inmaculados.

LTTP: Claro, juegos que nadie ha estrenado nunca, como les pasa a muchos de los asistentes a este tipo de eventos, ¿no?

(Aquí ya nos descojonamos todos, entrevistadores y entrevistados).

SE: Si sí, totalmente virginales.

LTTP: Vamos a por las últimas preguntas. ¿Este negocio resulta rentable o es algo para ir tirando con unos ingresos extras?

SE: Esto lo hacemos por hobby, porque nos gustan los videojuegos. Este negocio no da para vivir. Además tenemos productos sin usar, como ya te he comentado antes, que pese a todo vendemos a precios muy asequibles. No tenemos nada a la venta con un precio superior al que nosotros estaríamos dispuestos a pagar. Por ejemplo, un Virtua Tennis precintado por 8€.

LTTP: Porque es cierto que muchos de estos juegos pueden encontrarse en muchos sitios en peor estado y muy caros, simplemente por la antigüedad que tienen.

SE: Efectivamente, pero pasa tanto con juegos como con el merchandising. Tenemos juguetes traídos directamente de japón sin abrir que en mercado pueden tener un precio de unos 30€ y nosotros lo vendemos por menos de 15.

LTTP: Y la última pregunta. Vuestros clientes, tanto en la tienda online como el que se os puede acercar en este mismo stand, ¿son compradores ocasionales o suelen tener un perfil claro de coleccionista?

SE: Siempre son aficionados a los videojuegos, por supuesto. Normalmente coleccionistas que acuden buscando un juego concreto de su infancia, o que por su rareza estén muy valorados. Los compradores casuales son casi exclusivos de los salones o convenciones, y suelen dirigirse más al merchandising que ofertamos que a los videojuegos.

LTTP: Como conclusión para los lectores, podríamos decir que estamos ante un negocio llevado por gamers y dirigido a gamers, ¿verdad?

SE: Efectivamente.

Desde La Tasca agradecemos enormemente que tanto Salvador Espín como su socio Antonio, que fué el que acabó hasta los cojones de nosotros cada vez que le preguntábamos cuando podíamos ir a realizar la entrevista, nos brindaran la oportunidad de realizar nuestro primer trabajo serio desde que nos embarcamos en este proyecto. Sólo esperamos haber estado a la altura de las circunstancias y que se lo hayan pasado respondiendo a nuestras preguntas como mínimo igual de bien de lo que nos lo hemos pasado nosotros realizándolas.

Desde aquí les deseamos que el negocio les siga yendo tan bien como hasta ahora y que vayan tomando nota de las tonterías que la gente haga en los salones a los que acudan, porque si repiten en la Comic Con del año que viene, que esperamos que así ocurra, se las preguntaremos.

Salva a la izquierda, Antonio a la derecha y Lara en el centro. Buenos chavales.

Read Full Post »


Tras unos días de merecido descanso después de tres largas (y a ratos interminables)  jornadas recorriéndome hasta el último centímetro cuadrado del recinto de IFECA, me siento con fuerzas suficientes para brindaros mi partícular punto de vista sobre la Comic Con Spain celebrada en la ilustre y endeudada ciudad de Jerez de la Frontera. Tres interesantes días en los que me divertí y acabé hasta los cojones a partes iguales.

Y es que desde el mismo momento en que supe que un evento con el nombre de Comic Con iba a celebrarse en Jerez, me dio la sensación de que el nombre se le iba a quedar grande. Aún así, y haciendo un enorme esfuerzo, me guardé mis expectativas y acudí a la convención con la ilusión del que sabe que se ha ahorrado 6€ por ir de “corresponsal periodístico”. Y justo aquí llega el primer momento en el que me ví obligado a sacar la ametralladora. Os explico. Tras una cantidad cuestionable de días esperando respuesta a la solicitud de pases de prensa que enviamos a la organización desde este blog, nos enviaron un correo informando la aceptación de la misma, junto con una bonita imagen aérea de IFECA sacada del Google Maps en la que se nos indicaba que los medios acreditados deberían acceder por el acceso “trasero” del recinto para identificarse. Hasta ahí todo bien. Nuestra sorpresa llegó cuando al encontrarnos mi compañero ElDoctor13 y yo totalmente solos en dicha entrada a las 5:00 PM y preguntar a un guarda de seguridad acerca de dónde debíamos recoger las acreditaciones nos respondió “ni idea, buscad a alguien dentro y preguntadle”. Y ahí que entramos, sin pagar, sin acreditación y sin ná de ná, buscando a un amable organizador que nos solucionara la papeleta. Y ya lo creo que nos la solucionó. Al poco de entrar encontramos a una persona con la camiseta de organizador, y al preguntarle por las acreditaciones nos respondió lo siguiente: “Eso es en la entrada principal. Pero bueno, que da igual, tomad”. Abrió una caja, pilló dos pulseritas negras con el logo del evento y nos la dió. Ni “como te llamas”, ni “me das tu DNI”, ni “te invitó a un café”. NADA. Pero bueno, la cosa es que entramos.

Parecía que había mucha gente. Parecía.

Cabe decir que los 3 días, sin tener la afluencia de público que hubiera cabido esperar, la cosa tardó bastante en acumular gente, pero es que lo del viernes y el domingo fue criminal. Mucho espacio para tan escasa cantidad de gente, y en el caso concreto del viernes por la tarde con poco que hacer debido a la preocupante ausencia de actividades, que alcanzaron su punto álgido (y me estoy pasando) durante la jornada del sábado. Así que ante la perspectiva de pasarnos varias horas de brazos cruzados, nos guardamos la vergüenza en la mochila, echamos un pitillo en el patio exterior y nos lanzamos a la aventura. Tanto nos lanzamos a la aventura que nos cruzamos con la excelentísimamente pepera alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo. Dónde muchos la miraban con cara de poner una bomba a su paso (y muy merecidamente), nosotros nos hicimos una foto con ella. Como suele decirse en estos casos, lo hicimos por los loles.

Estuvo amable la mujer. Se creería que éramos votantes.

Una de las paradas casi obligadas en cualquier evento de este tipo en Jerez, y especialmente focalizado en las diversas ediciones del Salón del Manga que se realiza en el mismo recinto, es la del stand de Soft-Combat, también conocido cómo “mírame, tengo una espada de gomaespuma y me creo Leónidas”, y me incluyo en esta definición. Hay que reconocer que esta actividad es el comodín perfecto para cualquier evento de este tipo, pero de igual manera que me resulta poco coherente su presencia en una convención de cultura japonesa, tanto más me lo parece en un evento en teoría enfocado al mundo del cómic. Obviando este detalle, es de las pocas actividades que, junto con el Trono de Hierro y el espacio de Media Markt ya mencionados por mi compañero en la anterior reseña, mantuvo un flujo constante de participantes.

Un Batman en miniatura peleando con dos hachas de mano. ¿Es o no es adorable?

Algunos de ellos incluso volvían a ponerse en la cola de entrada nada más salir. Concretamente este último grupo de participantes estaba compuesto casi exclusivamente por niños y por sus deshinibidos progenitores, que disfrutaban casi más que los chavales pegándose espadazos como si del Capitán Trueno se tratase. Como apunte curioso, he llegado a la conclusión de que todo hombre pierde cualquier ápice de vergüenza cuando se convierte en padre. He visto auténticos espectáculos. Siguiendo con el tema de las espadas, aparte de la lucha 1 contra 1 a espadazos típica, los organizadores se sacaron de la chistera varias modalidades, entre ellas un Círculo, en el que los participantes se sentaban con los ojos cerrados en dicha formación mientras los atrezados colaboradores del stand les situaban armas desperdigadas por la “arena”. Cuando abrían los ojos, a correr por armas y maricón el último. Mención aparte merece también el stand de tiro con arco (también en su versión de soft-combat), que funcionó bastante bien durante los dos primeros días pero que estuvo totalmente abandonada el domingo, aun cuando había gente esperando a ver si llegaba algún voluntario para participar. Tirón de oreja, chavales, que está feo.

Es mi deber, además, mencionar que CapitánZocalillo y un servidor nos presentamos al torneo de 1 Vs 1 del sábado, pero fuimos vergonzosamente apeados del mismo en las primeras rondas por adolescentes hipermotivados. Hemos perdido nuestro mojo.

Continuando nuestra visita, desde la zona de espadeo se llegaba al escenario, dónde aparte de los espantosos momentos de karaoke (en serio o aprendéis a cantar antes de subiros ahí o esperáis a que me emborrache y sea capaz de reirme) y de los obligados concursos de cosplay, tuvieron lugar una serie de concursos para comprobar cuán frikis eran los visitantes del salón. Y ahí La Tasca se llevó un premio, pero vayamos por partes.

El primer concurso que tuvo lugar fue el de “Postura Friki”, en el que se testaba la capacidad de los participantes de aguantar con la pose de alguno de sus personajes favoritos durante la mayor cantidad de tiempo posible. O al menos eso nos pareció entender. Creo que no debo explicar el hecho de que no haya fotos ni nada más que comentar al respecto, ¿verdad? Pero un salón del cómic no sería lo mismo sin lo que a mi entender es el concurso por excelencia en este tipo de eventos: El FrikiTest, en sus modalidades individual y grupal. O debería serlo de no ser por la total ineptitud de los organizadores del mismo. A ver, señores míos, si el chaval que hay en el escenario lo está haciendo bien, ¿por qué narices tiene que aparecer “el jefe” del garito, sentarse entre público e interrumpir el concurso cada vez que le sale de los cojones? Sobre todo cuando es para soltar perlitas como “¿En qué periódico trabaja Superman…? En ninguno, el que trabaja es Clark Kent”. Espero que los organizadores tenga en cuenta este dato y procuren evitarlo en próximas ocasiones [ESTE TEXTO HA SIDO EDITADO POR ÓRDEN DE LOS REDACTORES DE LA TASCA, YA QUE AL PARECER, EL ANTERIOR RESULTÓ OFENSIVO. EL ESCRITOR TIENE LOS COJONES HINCHADOS, PERO ACATA LA ORDEN DE LA MAYORÍA]. Pero el caso es que, salvo por ese detalle, fue un concurso ameno y con un nivel de dificultad bastante aceptable. Y como dije antes, aquí La Tasca dio un golpe sobre la mesa. El equipo que ganó el FrikiTest grupal estaba formado por CapitánZocalillo, ElDoctor13 y tres de nuestros parroquianos, uno de ellos además un comentarista de la Tasca especialmente activo, y que se impusieron tras una exhibición de conocimientos impresionante en la ronda final.

Más gente que en Comedia un sábado

El Equipo Perico celebrando la victoria. Os juro que son buenos chavales.

Estaban encantados con los premios [Modo Ironía OFF]

El tercero de los concursos fue una versión muy libre del “Smonka” de los humoristas más chanantes de la televisión.  Conste que la idea, a priori, me parece muy buena, pero para ello hay que saber llevarlo. Y para saber llevarlo hay que tener gracia. Y lo que es más, los concursantes deberían de tener un poquito de “curturilla generá”, además de algo de vergüenza. Es ofensivo que alguien sea capaz de decir que la canción “Libre” la hizo famosa La Mosca. El pobre Nino Bravo tuvo que retorcerse en su tumba. Por lo demás el último concurso, llamado “Factor Comic Con”, fue el más idiota de todos. En palabras de uno de los organizadores: “Es como el Factor X de la televisión. Tú te subes al escenario, haces lo que te de la gana y si nos hace gracia te llevas un premio”. También me disculparéis por haber considerado tener mejores cosas que hacer.

Antes os dije que me parecía un poco fuera de lugar que hubiera una sección de soft-combat en un evento sobre el mundo del comic, ¿verdad? Pues aún no ha llegado lo peor. Dos de las actividades más ilógicas de las que nos encontramos estaban justo al lado del escenario: Parkour e Indoboard. El Parkour puede ser más conocido por los lectores, al menos para aquellos que vieran Yamakasi en su época, pero de la otra actividad fue la primera noticia que tuve. Básicamente consistía en algo parecido a una tabla de surf pequeña y un cilindro colocado bajo la misma, con el objetivo de mantener el equilibrio. Efectivamente, todo muy acorde con la temática de la Comic Con. A esto sumarle que fuentes cercanas a los chavales que hicieron la exhibiciones de Parkour me informaron de que más de uno de los que llevaban la sección volvieron a sus casas bastante más que magullados. Los lumbreras de la organización les colocaron un andamio de obra y les dejaron el suelo de cemento a pelo, ni una vulgar colchoneta. Otro puntito que se llevan.

El susodicho andamio. Una trampa mortal, como podréis comprobar.

Ni wikipedia sabe de qué va esto

Y ya para ir terminando, que vais a conseguir trabajo antes de terminar de leer esto, el que a mi juicio ha sido ha sido el aspecto más sorprendente de todo el evento después de la escamante ausencia de actividades relacionadas con el comic. Sólo seis tiendas en 50.000 m² de recinto ferial. Comprendo que la cosa está mal para todo el mundo, pero sólo en el Salón del Manga de Jerez de este mismo año hubo muchas más. Además, y ya dejando el modo cabrón a un lado, hablando con los vendedores se dio una circunstancia común que me sorprendió de sobremanera. La mayoría de las tiendas hacía poco que habían decidido prescindir de un espacio comercial físico para dedicarse a la venta on-line. Sin contar con las que directamente habían recurrido a la venta por internet sin plantearse siquiera exponer sus mercancías en local (entre ellas la tienda de videojuegos Alone in the Retro, propiedad del dibujante de Marvel y DC Salva Espín, a quien tuvimos el placer de realizar una entrevista que publicaremos en pocos días). Supongo que, a fin de cuentas, el negocio del frikismo, que vive de la venta de caprichos más que de necesidades, puede ser una de las que peor está llevando la situación económica actual.

¿Mi conclusión acerca de estos tres días? Más le vale a la empresa organizadora espabilarse un poco, porque lo que podría haber sido una grata sorpresa, sin grandes aspavientos, se ha convertido en un quiero y no puedo de dimensiones preocupantes. Aun así animo fervientemente a los organizadores a que sigan intentándolo. Quien sabe si finalmente lograrán un evento a la altura del nombre que le han dado.

Y si no, siempre nos quedarán las graditas.

Olía que daba gusto a cigarrito aliñao.

Read Full Post »


El pasado fin de semana (14, 15 y 16 de Septiembre) los aficionados a los comics y la subcultura pudimos asistir a la primera Comic Con de España, celebrada en el palacio de exposiciones de Jerez de la Frontera.   No solo acudieron varios miembros de este insigne blog en calidad de colaboradores, sino que vuestros amistosos redactores, Divagar y ElDoctor13, acudieron con acreditación de prensa para poder ofreceros una crónica de los fallos y aciertos de este nuevo evento para disfrute, o desesperación, de los fans nacionales.

En primer lugar, no ignoraremos el  “elefante en la habitación” (haciendo honor a la expresión anglosajona) que supone el propio nombre de estas jornadas. Prácticamente a todos los aficionados al noveno arte les es familiar el nombre de “Comic Con” como el evento de referencia internacional  del mundillo; se tratan de eventos multitudinarios donde miles de frikis se dan cita para compartir su pasión por los superhéroes y la fantasía, encontrarse con los autores mas influyentes y punteros del panorama y conocer los importantes anuncios y lanzamientos que las grandes editoriales reservan para tales fechas.  Quien pensara que en la edición novel  de este evento en España iba a tener una repercusión o unos medios remotamente parecidos a sus homónimos yanquis, probablemente aun seguirá poniendo los dientes debajo de la almohada para que el Ratoncito Pérez le deje dinerito.  De tal forma que, en esta crónica general, intentaremos juzgar esta convención desde sus propias capacidades  y no hacer una constante comparativa con las celebradas en Chicago o San Diego.

De hecho, si alguna comparación era suscitada constantemente respecto a este encuentro, era respecto al Salón Manga de Jerez. No sin ciertos motivos, ya que aparte de celebrarse en el mismo local, este Salón ha logrado consolidarse a través de sus sucesivas entregas como uno de los eventos más importantes del mundillo patrio y será el espejo en el que tenga que reflejarse cualquier otro evento similar que se celebre en la ciudad. Más aun cuando la empresa responsable de su organización ha sido JakeMate, quien ya se hiciera con los derechos para celebrar el Salón de Jerez.

Centrándonos en la Comic Con en cuestión,  lo primero que llama la atención del visitante es el obsequio que acompaña a la entrada. Y es que por  6 € te llevabas de regalo nada menos que el tomo, de tapada dura y a color, de “La Saga de Fenix Oscura” (aunque ya el domingo se agotaron las existencias y fue sustituido por las grapas de “Ultimate Lobezno vs Hulk”). Esto supone tanto un acierto como un fallo; ya que ciertamente es una gran obra y es de agradecer que regalen esto ante que cualquier comic aleatorio, pero también es cierto que si se hubiera promocionado más esta oferta  habría funcionado bastante bien como reclamo. Según nuestras fuentes (que ganas tenia de usar esa frase algún día), parece ser que conseguir el tomo fue una batalla que JakeMate tuvo que pelear hasta el ultimo minuto y lo apurado de la maniobra no les dejó tiempo para promocionarlo como era debido.

Una vez dentro del recinto ferial, a primera hora del viernes, hay que decir que la perspectiva no parecía muy halagüeña. Para aquellos que no lo conozcáis, IFECA (nombre del edifico) se compone de cuatro grandes alas en forma de cuadrado con un patio interior y desde el primer momento se hace evidente que el espacio es demasiado tanto para el numero de asistentes como de actividades. Es lógico que se optara por usar todo el espacio disponible y no prescindir de ningún pabellón para tenerlo todo mas concentrado  posible y disponer un circuito cerrado, pero no por ello había menos sensación de vacío.

Los juegos de mesa y wargames no faltaron a la cita.

En cuanto a las actividades permanentes de las que pudimos disfrutar en las jornadas, se contó con la presencia de habituales en eventos de este tipo: juegos de mesa, wargames, rol (en vivo y narrativo), softcombat, talleres de manualidades y casinos estaban a dsposición de los visitantes por cortesía de varias asociaciones autóctonas. Aun cuando no están directamente relacionadas con el topic del evento (los comics),  estas secciones resultan ya inseparables de este tipo de encuentros subculturales  y, a juzgar por el porcentaje de asistentes que había en ellas constantemente,  los voluntarios ofrecían un buen servicio de entretenimiento.

To los chiquillos ahi viciando

El mayor despliegue, eso si, corrió a cargo del MediaMarkt local, que proporcionó toda una hilera de consolas de ultima generación donde la gente podía desahogarse dándose de tortas,  liándose a tiros con una ametralladora o ponerse en la piel de un fontanero bigotudo con una obsesión por rescatar princesas. Incluso  se contó con algunos simuladores de conducción o pantallas en 3D para quien tuviera curiosidad.

El otro gran atractivo de la ComiCon fue, sin duda, el trono de plástico Hierro, que aun cuando ya muestra algunos signos de deterioro por las sucesivas giras promocionales por España, aglutinó siempre en torno suya extensas colas de aficionados que quería sentar sus nalgas en el celebérrimo mueble.

El Tronaco

¿Y los comics? Porque esto era una Comic Con ¿no?

En este apartado, que debería ser el más importante, destacaban por encima de otros la asistencia de nombre como NikoDemo (creador de Calico Electronico) y Agustin Padilla o Salva Espin. Es muy de agradecer que estos autores accediera durante varias horas a lo largo de la convención a firmar los trabajos o dibujar los sketches que los fans les pidieran.

Padilla y Espin atendiendo a los fans

No solo fue que los realizaron gratuitamente, sino además lo hicieron con una gran dedicación en cada una de las solicitudes.  El espectro de autores se veía complementado con la presencia de las Studio Kawaii o un stand dedicado a la promoción de las jóvenes promesas de la zona bajo el titulo de “Heroes locales”, un  stand en el que  los asistentes podían comprobar en vivo y en directo el arte que destilan los dibujantes de la zona.

El stand de “Heroes Locales”

Destaca también la conferencia ofrecida el sábado por la mañana por José Joaquin Rodriguez,“La Marvel de los años 70” con datos y materiales recopiladas en un libro homónimo.  Fue una charla amena y didáctica, de gran interés para los aficionados al genero y esto si fue, desde luego, el tipo de actividad que uno espera y demanda en algo que lleva el nombre de Comic Con. Esperemos que en futuras entregas las charlas y mesas redondas de este estilo se prodiguen.

Como todos sabemos, una de las cosas que mas horror o alegría pueden provocar en un encuentro de frikis son los cosplays (disfraces para los iletrados). Dejando de un lado la inevitable presencia de gente que no conoce sus limites ( te miro a ti, persona que te disfrazas de un personaje con 50 kilos menos) y aun cuando la presencia era menor que en otros eventos, hay que destacar que los disfraces superheroicos empiezan a hacerse finalmente un hueco y hemos podido disfrutar de varios Lobezos, Masacres y Harley Queens. Tampoco ha faltado la presencia de series como Doctor Who, Hora de Aventuras o My Little Pony.

Gente asi hace que recupere la fe en la humanidad.

Everything is better with ponies

Trust me, Im a Doctah

Este hecho se vió claramente en la diferenciación de dos concursos de cosplays: uno dedicado  al manga y otro a los comics yanquis. Centrándonos en este ultimo, aun cuando la presencia fue escasa, los participantes acudieron con trajes elaborados y algún que otro semidesconocido, poniendo a prueba los conocimientos de los asistentes.

Los participantes del concurso de Cosplay americano

Como valoración final y personal: el aspecto de mera jornada de frikis fue cubierto con las ya mencionadas actividades y juego habituales en este tipo de eventos. En su carácter de convención de comics, lo que hubo fue bueno, pero muy escaso. Hay que potenciar más tanto la asistencia de autores nacionales como las conferencia, mesas redondas y exposiciones.  Especialmente se hecha en falta más contenido relacionado con el comic patrio, tanto actual como histórico. Además, con el éxito de la franquicia de los Vengadores y el Batman de Nolan en el cine, los superhéroes están pasando por un periodo de gran popularidad en el país y creo que el gran público esta más abierto a conocerlos a ellos y a sus turbulentas existencias. En resumidas cuentas: que aunque mi nota final es de aprobado, y ciertos elementos van por el buen camino, aún queda un largo trecho para que estas jornadas sean la gran referencia nacional en la que deberían convertirse.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: