Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Muerte de la Luz’


Voy a hablaros de un autor que está en boca de todos actualmente, y no es otro que el inimitable (en arte y gordura) George R.R. Martin.

Como todos sabréis, se ha hecho extremadamente popular a raíz de la emisión de la serie basada en su popular novela ‘Canción de Hielo y Fuego’, lo que ha lanzado a la franquicia a cotas inesperadas de popularidad y ganancias, lo que en cierto modo me inquieta. Los libros eran igual de buenos ahora que hace cinco años, pero entonces casi nadie sabía de su existencia, solo los amantes del narrativa fantástica y poco más, pero bueno, dejaré de quejarme de los fan-boys en general e iré al grano.

A diferencia de la mayoría de la gente (yo incluido), que solo se queda en la superficie y lo mainstream, decidí indagar un poco sobre nuestro gordo amigo ¿Y qué mejor manera de indagar sobre un escritor que leyendo sus otros trabajos? ¡Ninguna! Por lo que tras terminar de leer ‘Danza de Dragones’ (5/7 libro de la saga) este verano pasado, decidí que iba a leer sus trabajos más antiguos, para ver que tal clase de escritor era entonces y que quedaba de él ahora.

No me los he leído todos, pero si los mas reseñables o los que más notoriedad parecen tener. Comenzaré mi análisis en orden cronológico de publicación, aunque no es el orden en el que me los he leído creo que será más fácil verlo en esta perspectiva temporal.

Muerte de la Luz, 1977, ha llovido desde que nuestro orondo amigo (quizás por entonces aún no se hubiera comido a Snorlax) escribió su primera novela. Una novela no muy larga centrada en una historia de amor intergaláctica. Después de leer CDHYF se nota que su escritura era mucho más simple, pero que sin llegar a las cotas de desarrollo actuales cumple con su cometido; para mí un excelente libro que te hace pasar un buen rato, además, acostumbrados a los novelones que saca ahora de novecientas páginas por lo menos, leer algo suyo de menos de cuatrocientas se agradece. A mí me gustó, amor, naves, planetas que mueren… Todo muy decadente y exquisito.

Sueño del Fevre, 1982, por esa época campaban alegres en España Naranjito, Citronio y Felipe González iba a ganar sus primeras elecciones para ser el presidente del gobierno. Mientras tanto, en ‘Murica se publicaba este libro de vampiros. Si, si, de vampiros, pero ¡cuidado! No es un libro de vampiros al uso ni tiene nada que ver con la mierda de Crepúsculo ni tampoco con Las Crónicas Vampíricas (cuyo primer libro, ‘Entrevista con el Vampiro’ se publicó en 1976) que sí que es una saga (al menos los tres primeros libros) digna y respetable. Básicamente, nos mezcla una historia en la decadencia del Missisipi de los vapores, con clarísimas influencias de Mark Twain y la aparición de los místicos seres de la noche. En este libro nos presenta al que para mí, es su primer personaje estrella, un personaje de esos que se te quedan grabados en la memoria por detalles, y en este caso es el hosco marinero Abner Marsh, que se ve envuelto en una serie de incidentes que lo llevaran a donde menos se lo espera. Y también aparece el primer malo malísimo de sus libros, Damon Julian, un ser eterno amargado de vivir pero sin la valentía suficiente para dejar este mundo. Para mí está en su top 3. No dejéis de leerlo.

Canciones que Cantan los Muertos, 1983, año en el que se lanzó en Japón la Famicom (o la Nes como la conocemos en Europa) fue el año en el que vio la luz esta extraña colección de historias de terror. Tardé bastante en leérmelas por circunstancias personales, pero también he de admitir que carecían de la calidad necesaria como para engancharme. Son cuentos cortos al más puro estilo de E.A Poe o de H.P Lovecraft. Algunos beben más del primero mientras que otros lo hacen del segundo. Hasta ahí muy bien, grandes autores de los cuales fijarse, pero por lo demás… No sé, algunas historias se salvan pero me pareció falto de la calidad que un autor como estos suele despachar. Como todo en la vida hay mejores y peores momentos, obras, discos… y este para mi es uno de ellos. No os perdéis nada, pero para constatar lo que digo o llevarme la contraria siempre podréis leerlo y dar por saco.

Los Viajes de Tuf, 1986, en ese año el que os escribe ya berreaba death metal por el mundo, por lo que obviaré otros hechos históricos irrelevantes. Este libro no se lanzó como tal, sino como una colección de cuentos que se fueron publicando en revistas especializadas de narrativa fantástica (ciencia ficción más bien) durante años, y que al ver que tenia éxito lo juntaron y sacaron en un solo tomo. Para mí, el mejor libro junto con CDHYF que este hombre ha escrito. Aquí nos presenta a un anti-héroe de lo más peculiar, Haviland Tuf, un mercader espacial que tiene una tartana de nave y va por ahí comerciando movidas, hasta que de repente se encuentra una nave a la deriva. Una nave que tiene siglos y perteneció a los antiguos ingenieros ecológicos de la antigua tierra (nosotros, imagino) y fue usada para la guerra, pero que también puede ser usada para crear el bien. Comento rápidamente: una nave que es capaz de cambiar climatologías de un planeta en poco tiempo o crear desde cero a especies animales para repoblar, reabastecer o destruir ecosistemas enteros. Obviamente, en las manos equivocadas puede ser un arma de destrucción masiva (no como las de Iraq), pero por suerte, nuestro orondo personaje (se dice que está basado en el propio Martin, gordo, amante de la cerveza y de los animales más rancios de la tierra, los gatos) tiene moral, y en principio la usa sabiamente. Son un buen puñado de cuentos independientes entre sí, pero que siguen un orden cronológico, por lo que es muy fácil de leer. Como ya he dicho, de lo mejor de este hombre, leedlo sin falta ya que nos encontramos una gran narrativa, historias que enganchan y un personaje del que en cierto modo te enamoras por como es.

Ahí terminan mis lecturas del señor Martin, es verdad que también me he leído los dos cuentos cortos ‘El Caballero Errante’ y ‘La Espada Leal’ y me han gustado mucho también, pero como están estrechamente relacionados a CDHYF he preferido no comentarlos.

Ya lo decía al comienzo del artículo, y lo reafirmo ahora. Está feo que a un gran autor solo se le conozca por uno o dos libros, cuando lo normal es que tenga decenas de ellos publicados y por mera aritmética, algunos serán muy buenos.

Todos conocemos  ‘El Quijote’ de Cervantes, ‘Dracula’ de Bram Stoker, ‘Tom Sawyer’ y ‘Huckleberry Finn’ de Mark Twain, los cuentos cortos típicos de Poe (Cuervo, Amontillado, Rue Morgue…), ‘El Retrato de Dorian Grey’ de Wilde (una novela de un autor eminentemente teatral, y no narrativo) etc etc. Pero no conocemos más, ¿Por qué? Son escritores con una colección increíble pero siempre nos quedamos en los que nos venden los medios o la historia, cuando seguramente haya grandes tesoros ocultos por el paso de los años y la dejadez.

Animo a redescubrir grandes obras que están defenestradas y ¿Por qué no? Redescubrir los libros que han llevado a George R. R. Martin a escribir la hasta ahora, genial y épica saga de Canción de Hielo y Fuego y que seguramente, lo coloquen en los anales de la historia como uno de los grandes del Siglo XX-XI.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: