Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘noñerias’


Cuenta la leyenda, que hubo un tiempo  en que los carteles desmotivacionales eran graciosos

La cuestión era simple: un marco negro con una imagen y una línea de letras blancas con un par de palabras, como mucho, seguida de otra con una oración corta. En una parodia de los clásicos carteles motivacionales, el conjunto de la imagen y el texto evocaban un humor  a menudo negro o sarcástico.

Hace un par de años, la popularidad de estos carteles se hizo patente en la red. Cada vez más gente los leía y, en consecuencia, más gente los producía, lo que provocó que  acabaran apareciendo webs que aglutinan y facilitan su creación a través de plantillas. En algún punto entre este origen y el presente la cosa se torció y comenzó a degenerar; y es que cuando algo se vuelve masivo en su consumo y muy fácil en su producción se produce de forma inevitable un cierto margen de desvirtualización. Preguntadle si no a un rapero.

Hoy en día no tenemos que  rebuscar demasiado para encontrar nuestras redes sociales plagadas de gente que comparten desmotivacionales que poco o nada tienen que ver con sus planteamientos originales.  El origen de este mal tiene dos nombres propios y bien conocidos por la mayoría de los internautas: “Desmotivaciones.es” y “cuantarazon.com”.  Dos bocas del Infierno que diariamente vomitan una cantidad ingente de imágenes rebosantes de sensiblería barata y de reflexiones tópicas de a euro el kilo. Os confieso que en los días en que siento que tengo demasiada fe en la humanidad o un exceso de alegría me basta darme una vuelta por cualquiera de estas páginas para recordar que el mundo no tiene salvación posible.

Muchos de los males que aquejan a este tipo de carteles derivan directamente de la existencia de esta clase de páginas. No solo son causa y efecto de la masificación que han sufrido en los últimos tiempos, sino que además son culpables de gran parte de la pérdida de su carácter original. Los visitantes y colaboradores asiduos de estas webs no las usan como un producto exclusivamente cómico, sino que hoy día son una especie de “cajón desastre” en la que podemos encontrar desde datos curiosos  a ñoñerías inaguantables. Todo ello preparado para que lo compartas en tu twitter o muro de Facebook y puedas llevarte los “me gustas” necesarios para poder dormir con el ego tranquilo esa noche.

Pero hagamos de tripas corazón, cojamos un bisturí y diseccionemos las diferentes clases de carteles que podemos encontrarnos en este carrusel de la estupidez ilustrada.

Los Innecesarios

Empiezo con una de las categorías con mayor capacidad de ponerme a hervir la bilis. En lugar de utilizar una imagen original para crear un chiste, o incluso inventar uno nuevo sobre una ya conocida, existe una exasperante tendencia a , simplemente, coger algo que por sí mismo ya sería destacable y ponerle una descripción tan insustancial como innecesaria del calibre de “Definición gráfica”, “Lo estás haciendo bien” o “Esto mola y lo sabes”

La excecrabilidad va subiendo de grados si ya lo que hacemos es limitarnos a ponerle un marco a algo que, de hecho, ¡alguien ya se ha dedicado a convertirlo en un chiste con texto!

CR_830951_sensibilidad

El autor de esta viñeta duerme tranquilo, sabiendo que ha servido a un fin superior.

Pero el culmen llega cuando encontramos escenas completas de series o películas transformadas en una sucesión de viñetas. Si ya de por si es terrible encontrar un chiste en un soporte que no solo no aporta nada, sino que dificulta su disfrute, encontrarte a algún lumbreras que ha creído vital y necesario enmarcarlo para poder rematarlo con su comentario pusilánime es algo que me obliga a morderme los nudillos solo de pensarlo. La gente que se dedica a esto debería ser nombrada como los carroñeros de Internet.

CR_746778_claire_dunphy

Que le jodan a youtube

¡Oh! ¡Que magnifica contribución has hecho a la cultura humana! ¿Para  qué vas a poner un video pudiendo usar un cartel? ¡Esta noche puedes dormir tranquilo chaval, el mundo es un lugar mucho más feliz ahora que has realizado tu incalculable aportación al arte!

Los de trivialidades o pseudonoticias

Aquí ya entramos en un terreno, si cabe, más deleznable aun.  Si bien la categoría anterior eran infamias al humor, al menos seguían teniendo un carácter (en su mayoría) cómico. Como ya he dicho, una de las cosas que hacen que actualmente existan más carteles malos que buenos  es que lo malos tienen un amplio abanico de temáticas y no tienen vergüenza ninguna en convertir cualquier cosa es un, mal llamado, desmotivacional.

noticia

Cualquier frase graciosa que haya dicho un actor, cualquier curiosidad que hayas descubierto sobre la naturaleza o la anécdota más idiota de un videojuego son material más que valido para poder publicarlo en un cartel. Por supuesto, tampoco hace falta que te contengas a la hora de escribir caracteres en la descripción. Tú explayate como si no hubiera un mañana; como si quieres escribir 20 líneas de texto. ¿Y en qué libro está escrito que tengas que poner una única imagen por cartel? ¡Libertad creativa!

Trivialidad

Me pregunto si llegará el día en que la gente recuerde que hay más formas de compartir las chorradas aparte de enmarcarlas en negro.

Los de “¿Por qué vivir duele?”  o  “No hay nada más importante que la sonrisa de esa persona especial”

Esto es ya la joya de la corona de la mierda.

420254_397811920235055_100000187521377_1815316_1381865035_n_large

Nada expresa mejor el sufrimiento que la mirada de una jirafa

Ejemplos de este grupo podemos encontrarlos especialmente en la pérfida “Desmotivaciones.es”, e incluso yo diría que constituyen la mayoría de los carteles que podemos encontrar actualmente. Una foto, el 99% de las ocasiones con un filtro o en blanco y negro, acompañan a profundas reflexiones adolescentes sobre lo importante de perseguir los sueños, la incomprensión de esta sociedad hipócrita o lo duro que es sentirse solo en medio de una multitud.

No nos engañemos: estos pensamientos tópicos y manidos habitan actualmente en los carteles, pero hace algunos años sus primos hermanos podían encontrarse a patadas entre nicks de Messenger o páginas de fotolog. Esta angustia existencialista pubescente no es nueva ni mucho menos y todas las generaciones hemos tenido que pasar por ella, pero las webs en las que se aglutinan estas publicaciones dan muestras de una sensiblería barata y composiciones absolutamente gratuitas que no son excusables.

Más sangrante aun que pensar en los adolescentes víctimas de un coctel de hormonas y rebeldía gratuita que componen estas exasperantes obras, es ver a hombres y mujeres hechos y derechos distribuirlos por las redes sociales.  ¿De verdad  un “Se ríen de mi porque soy diferente, me rio de ellos porque son todos iguales” refleja tu manera de pensar?

showinglove

Really? REALLY?!

Por supuesto, estas categorías no son absolutas ni indefinibles. La idiotez no entiende de formas ni fronteras y si os dais una vuelta por las páginas que he mencionado veréis como mucho de lo que encontrareis entra en varias a la vez. Es lo que tiene la tontería, que a menudo es impredecible.  Pero todas tienen un factor en común: que te provocarán vergüenza ajena e ira homicida a partes iguales si eres una persona de bien.

tumblr_lycwm9xWrv1r9n6w0o1_500_large_2

Un cartel dentro de otro cartel.El pavo relleno de la cascapajez.

Yo por mi parte, hago un llamamiento a los que entiendan de informática y/o magia negra para que diseñen algún tipo de lepra virtual con la que podamos limpiar un poco la red, que falta nos hace.

PD: Puede que algún lector piense que encontrar estos carteles tan ilustrativos me ha llevado algún tiempo. En absoluto. Os puedo asegurar que me ha basado teclear una dirección web para que me saltaran a la cara. Así esta el patio.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: