Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘pokemon’


Señoras, señores, perros y flautas; tengo el honor de presentarles al ganador del sorteo del Juego de beber de Pokémon.

Redobles, por favor…

Y el ganador es….

¡Ignacio Valenzuela!

¡Enhorabuena, machote! Por ser un buen amigo del Tío Perico y seguir este blog, te llevaste el premio. Nos pondremos en contacto contigo para entregártelo en mano. Y para que veas que no nos estamos quedando contigo, aquí tienes al traductor (un servidor) con tu nuevo y destructivo pasatiempo. ¡Vas a ser el alma de la fiesta! Recuerda que la condición de llevarte este premio es que debes enviarnos una foto antes y una foto después de jugar, no queremos perdernos la evolución etílica de un seguidor (especialmente cuando nosotros proporcionamos los medios).

Wanchisneiro I el Traductor y su Juego de Borrachera Masiva.

Read Full Post »


Fans y no tan fans de nuestra amada Tasca, ya era hora de que premiáramos vuestra fidelidad, insultos y amenazas de una forma adecuada.

En estos momentos hay 115 desalmados que han indicado que les gusta nuestra página de facebook. Si bien son suficientes como para engendrar un modesto ejército de siervos o una agradable orgía veraniega, no estamos contentos con el número alcanzado por lo que vamos a incentivaros.

Os gusta la tasca. Admitidlo ya y dejaos de pamplinas

Cuando alcancemos 150 likes en nuestra página, entraréis todos los que hayáis hecho click previamente en un fantástico sorteo con un premio vil y freak a partes iguales.

Se trata de un juego de mesa para beber ambientado en el maravilloso mundo pokemon… pero no para beber en plan mariquita… no no, para beber en plan “oh dios, por que no haría caso a mi madre”. Traducido de la lengua de Shakespeare por nuestros insignes escritores, hará que vuestro hígado despegue de nuevo.

No es un juego apto para los que hacen botellón de zumo de piña o se piden coca cola light en los bares

Os lo enviamos a vuestra casa con la condición de fotografiaros con el bienhallado presente antes y después de jugarlo. Nos encanta ver la depravación reinante tras una buena turba etílica.

Anunciado esto, animen a sus compatriotas a clickar “Me gusta” en La página de Facebook de La Tasca del Tío Perico

No se arrepentirán parroquianos

Read Full Post »


Hoy, en uno de esos tantos días en los que internet no te ofrece nada que te mantenga mínimamente entretenido, me he visto obligado a recurrir a soluciones drásticas para apartar la modorra de mi momento post-almuerzo.

Efectivamente, acabé en 4chan.

Creo que esta web ya es conocida por todos los visitantes de la Tasca en mayor o menor medida, y en caso de no ser así me temo que no seré yo el que os la explique. Necesitaría varios artículos y un equípo de psicólogos de prestigio. El caso es que mientras perdía mi mente entre los diversos “U RAFF U ROOSE”, “OP is a fag”, “Tits or GTFO” y demás morralla típica del sagrado /b/, volví a encontrarme con un thread que ya había visto en visitas anteriores, pero que en un intento de reafirmarme como OLDFAG había tenido a bien ignorar.

Muy mal hecho por mi parte.

/b/ está considerablemente lleno (para lo que suele ser /b/) de threads con el título “Make the most /b/-ish pokemon you can”, lo que traduciendo desde la lengua de Shakespeare para los que pasan del inglés significaría algo así como “Haz el pokémon más /b/-ado que puedas”. O lo que es lo mismo, el pokémon más bizarro y absurdo que se te pueda ocurrir.

Y la herramienta de hecho resulta ser tan sencilla que el absurdo que es capaz de crear se potencia en varias veces. Os dejo aquí el enlace.

Pokémon Fusion, insultantemente fácil de usar.

El programa, como podrá apreciar en la imagen todo aquel que no padezca algún defecto visual (sé que la imagen no es muy grande que digamos, pero coño, clicad en el enlace y lo comprobáis vosotros mismos) es tan sencillo que casi parece que se están riendo de tí. Un pokémon a la izquierda que establece el cuerpo y la primera mitad del nombre y otro a la derecha que dota al nuevo engendro pokémon de color, cara y la segunda mitad de su nombre.

¿Queréis ejemplos verdad? Aquí os dejo unos pocos de mi propia cosecha:

Hypno + Cloyster et voilà! Sólo le faltan las gafas de pasta.

Ponyta + Slowbro... Era necesario. Y con dedicatoria para el Doctor 13.

Realmente cualquier pokémon fusionado es digno del descojone si pones como segundo a Slowbro, así que no me centraré en ello.

Squirtle + Clefairy... "El Hada de..." En fin, que alguien se tome la molestia de traducir el resto para apreciar el arte.

Farfetch'd + Hunter... Otro regalito para los que sepan inglés. Su cara acompaña, además.

Y con estos cuatro ejemplos lo dejo, el resto ya es cosa vuestra. Os aconsejo aún así los filones a explotar. Ponyta siempre es una buena opción como primer elemento, sobre todo para los bronies que circulan por estos lares, y Slowbro y Geodude harán las delicias de los más bizarros como segundo elemento.

¿Pero qué pasa si os aburrís? Pues nada, botón “randomize” y a ver con qué os sorprende. Que lo disfrutéis.

Read Full Post »


Como apuntábamos en la anterior entrega, la aparición de Pokemon supuso un cambio sustancial en el marketing de las franquicias infantiles-juveniles. No descubro nada a nadie al decir que los monstruos de bolsillo se convirtieron en un fenómeno mundial e intergeneracional, que sigue gozando a día de hoy de una salud excelente. Y tampoco nos es ajeno que cientos de empresas se lanzaron a intentar copiar la formula de esta particular gallina de los huevos de oro.

Ahora bien, es cierto a que diferencia de los casos que hemos mentado en articulo previo la serie de animación de Pokemon no fue un impulsor, sino un síntoma, del éxito de la saga. La pokemania surgió a raíz del propio videojuego, factor que de hecho vendría a definir bastante los productos que intentaría seguir su estela, pero tampoco hay que desdeñar el hecho de que el programa perviva aún tras 10 años y que varias películas hayan sido estrenados en el cine, no solo en Japón (algo bastante común) sino en el resto del globo.

Aunque al hablar de “copias de Pokemon” la primera serie que se nos venga a la cabeza sea Digimon, creo que el sucesor más directo que tuvo fue Yu-gi-oh!;que aunque goza de popularidad, nunca ha llegado a pisarle los talones a la anterior.  Otros ejemplos podrían ser la insípida Duel Master, la aún sorprendentemente estable Beyblade,la incomprensible Bakugan o Monster Rancher y Medabots. Soy consciente de que me dejo varias series en el tintero, pero creo que la mayoría han pasado más inadvertida que otra cosa. Sin ir más lejos hoy mismo he descubierto una llamada Scan2go y que trata  sobre carreras de coches teledirigidos ¿No os suena? No me extraña lo más minimo

Y de nuevo, al igual que en las franquicias ochenteras, todas ellas comparten un mismo trasfondo: un mundo que gira, en menor o mayor medida, en torno a un juego (el 95% de los caso) o bien la existencia de unas criaturas donde la clave es que existe una competición y unas “reglas de juego”. Maravillosos estos mundos donde en un juego de cartas puede descansar la clave para la salvación o condenación de la raza humana y en las que seguramente el conflicto palestino-israelí o la crisis mundial podrían resolverse con una simple partida de peonzas.

El eje central del producto ya no son las figuras de acción que, aunque obviamente también se ofertan al público, son uno más de las componentes de su amplio merchandising. Aquí la base recae sobre el juego que se plantea en la serie y no te venden juguetes, sino cartas, peonzas, dados y, especialmente videojuegos; ya que estos últimos pueden suponer una traslación directa del propio concepto a manos del usuario.

Yugi nos enseña a confiar en el corazón de las cartas y a no fiarnos nunca de un peluquero japones

Mientras que en las otras sagas se “invitaba a jugar en el trasfondo” en estas se apela al coleccionismo (rasgo compartido con las anteriores) y a la competitividad entre los que lo practican. Ya no se trata de “jugar con tus amigos” sino más bien de “jugar contra ellos”. Y para ganar, por supuesto, hay que gastar.

Que no se me malinterprete, no quiero con esto decir que las ochentenas fuesen unas sagas de alto valor pedagógico y que enseñaba a los niños a vivir todos en paz y armonía, cogiendoe de las manitas bajo un arco iris. Los que ponen el dinero para estas cosas siguen siendo unos señores trajeados, con bigote y puro, a los que simplemente les interesa vender tanto como puedan. Eso es lo que le toca a esta generación  y no por ello es mejor ni peor que lo que vivimos nosotros.

Tampoco se tata de que este modelo de producto haya sustituido al anterior. La formula de serie-línea de juguetes tiene una innegable salida comercial y buen ejemplo de ello es la omnipresente Gormitti, que viene a ser una acertada amalgama de ambas formulas al tener tanta presencia su juego, con sus correspondientes reglas, que el simple coleccionismo de figuras y muñecos. Ahí tenemos también éxitos como Ben10 (del que nuestro alérgico favorito, Divagar, hizo una reseña aqui) o las series basadas en superhéroes, sin irnos más lejos, que siguen copando estanterías de tiendas.

Ya solo queda preguntarnos que nos deparará el futuro. ¿Se introducirá la realidad virtual como un elemento estable en los productos lúdico-infantiles del futuro? ¿Llegaremos a ver una serie de anime basada en algún juego de tablero clásico como el parchís? En resumidas cuentas…¿de que forma nos sacarán el dinero a través de nuestra prole?

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: