Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘politica’


Voy a ser totalmente sincero, este artículo no es algo que tuviera pensado, es algo que me han obligado a hacer. Y no porque haya alguien que me esté amenazando para que no suelte los dedos del teclado, sino porque la situación que vive hoy por hoy mi entorno más cercano está llegando a unos límites muy poco agradables, y ésto siendo muy comedido en mi forma de expresarlo. No voy a dar nombres. Todo el que me conoce sabe de lo que hablo, y el que no me conozca será capaz de hacerse una idea bastante aproximada.

CASO 1: A LA PUTA CALLE Y QUE TE VAYA BONITO

Voy a obviar las terribles facilidades que se están dando últimamente para los despidos, por no hablar de la terrible dificultad que existe en este país para conseguir empleo en general, y no digo ya a partir de una determinada edad. Eso es algo que podría ocupar un artículo entero. Pero sí que voy a hablar de sus consecuencias. Sobre todo de aquellas provocadas por el RDL 20/2012 del 13 de Julio. Aquí su publicación en el B.O.E.

Ya es jodido que después de que una persona se deje durante muchos años las fuerzas para una empresa, la echen a la calle. En realidad, es aún peor que después de todo, se caiga en la cuenta de que, lo que en un principio pareció una exigencia del guión para tu situación laboral – reducción de jornada completa a media jornada derivada de la situación económica de dicha empresa en los últimos 6 meses de contrato -, haya terminado suponiendo que la prestación por desempleo también se reduzca a la mitad.

¿Y esto por qué?

Muy fácil. El actual gobierno modificó la base imponible para obtener la prestación en el RDL antes mencionado como parte del paquete de medidas “para solucionar la crisis”. Y me faltan comillas. El caso es que gracias a esta modificación, la prestación que antes se calculaba en base a la cotización del último contrato ha pasado a calcularse en base a los últimos 180 días trabajados. ¿Y esto que supone? Que puedes haberte pasado 15 años trabajando 40 horas semanales que si, como mínimo, los últimos 180 días los trabajas en una jornada menor, toda tu cotización anterior habrá dado exactamente igual. Recordemos también que a las empresas se les dio libertad para reducir la jornada de sus trabajadores en base a reducciones en sus ingresos – ese también es un tema a tratar aparte.

Todo el párrafo anterior se puede resumir pensando que teniendo en cuenta el total trabajado se podría tener una determinada prestación – pongamos, por ejemplo 1000€ -, y que en el mismo caso, con una reducción de jornada en los últimos 6 meses de contrato, la cantidad podría reducirse al mínimo legal – 479€, 664’74€ en caso de tener cargas familiares.

Pero es que esto no queda aquí.

Da la casualidad de que en esa misma reforma, se incluyó el llamado “subsidio parcial”. ¿Qué significa? Que en adelante se modificaba lo que se percibía por el subsidio por desempleo – recordad que el subsidio por desempleo es aquel que se cobra al teminar la prestación por desempleo, o al no poseer cotización suficiente -, quedando que dicho subsidio se percibe en base a la jornada trabajada en el último contrato. Aplicado al caso anterior, los 426€ que se cobraban originalmente por subsidio, pasan a ser 213€, al terminar la ya de por sí reducida prestación. El objetivo o motivo de dicha reforma casi prefiero ni saberlo porque ya estoy lo suficientemente enervado, pero me gustaría saber en qué mente cabe que una persona – o una familia, en muchos casos – sea capaz de sobrevivir con 213€ mensuales, habida cuenta de que ya era un malabarismo hacerlo con el subsidio completo.

Todo esto se explica mucho mejor en los siguientes enlaces: La Prestación por Desempleo y El Subsidio Parcial.

CASO 2: ¿FUTURO? JA.

Continuemos. Obviando de nuevo la situación laboral actual, siempre se ha dicho – y sin entrar, ni mucho menos, en el desprestigio -, que entrar en las fuerzas armadas era una forma honrada de ganarse la vida cuando las demás opciones se te acababan. Pero actualmente se está llegando al punto en el que tan siquiera una persona que tenga tal objetivo como vocación va a ser capaz de alcanzarlo. Y como antes, podrá comprobarse en el RD 332/2013. Aquí su B.O.E.

Nos pasamos el día escuchando en los medios de comunicación los “enormes esfuerzos” – de nuevo me faltan comillas – que están haciendo las autoridades por solucionar las altas cifras de paro juvenil. Recordemos que, actualmente, 6 de cada 10 menores de 25 años se encuentran en situación de desempleo, entre ellos un servidor. Por todo ello, no deja de resultar sorprendente que, tras la alegría que le ha supuesto a muchos jóvenes saber que se convocaban plazas de nuevo – hay que destacar que en 2012 no se convocaron -, sobreviene la enorme decepción al descubrir que, en Mayo – tan solo un mes antes de la actual convocatoria -, se añadió el siguiente requisito:

  • 1.11 En la forma de ingreso directo, carecer de tatuajes que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales, Autoridades, virtudes militares, que puedan atentar contra la disciplina o la imagen de las Fuerzas Armadas en cualquiera de sus formas, que reflejen motivos obscenos o inciten a discriminaciones de tipo sexual, racial, étnico o religioso. Así mismo, no son permitidos los tatuajes que pudieran ser visibles vistiendo las diferentes modalidades de los uniformes de las Fuerzas Armadas, no especiales, cuya denominación, composición y utilización se recoge en la Orden Ministerial 6/1989, de 20 de enero.

Dejando claro que estoy de acuerdo con la primera mitad del párrafo, soy absolutamente incapaz de entender la segunda. Seamos lógicos, qué joven menor de 29 años – edad límite para acceder a las pruebas, que por cierto, ha sido reducida de los 31 – hoy en día carece de algún tatuaje en alguna parte visible de su cuerpo, sirvan de ejemplo los brazos o las piernas. No soy capaz de aportar estadísticas contrastadas, pero estoy convencido de que será un porcentaje altísimo. Y por supuesto, con “tatuaje” no me refiero sólo a obras que abarcan una superficie importante de la piel, sino a simples detalles, como nombres, estrellas, o pequeños dibujos.

Esta reflexión viene acompañada por el hecho de que, siendo esto sí información verídica, gente tatuada que accedió a las pruebas en la convocatoria de 2011 y que no ingresó en el ejército al no haber superado alguna prueba – pongamos el psicotécnico o las pruebas físicas, por ejemplo -, han sido amablemente invitados a hacer el camino de vuelta a su casa al solicitar el acceso a las pruebas este año. Cabe destacar que el rechazo ha sido equitativo. No se han tenido en cuenta la edad, nivel de formación académica ni procedencia. Lo mismo se han quedado fuera chavales que se quedaron en la E.S.O. y que consideraron el Ejército una buena apuesta de futuro, que profesionales con carreras – en algunos casos varias -, másters, ciclos formativos y demás estudios superiores que, ya fuera por vocación o como alternativa a la actual situación laboral, vieron una salida en las Fuerzas Armadas.

Incluso, amplificando el espectro de la reflexión anterior, no deja de ser llamativo que justo en una época en la que por fin está comenzando a ser socialmente aceptable tatuarse, se tome una decisión retrógrada y que inevitablemente te trae a la memoria momentos de la historia que se creían superados, más aún teniendo en cuenta la orientación política del gobierno actual e impulsor de dicha medida – de forma unilateral, por obra y gracia de su mayoría parlamentaria.

Ante todo esto, creo que viene bien citar el Artículo 14 de la Constitución de nuestro país:

  • Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Dicho esto, conviene hacer algunas aclaraciones:

Tal y como dije al principio del artículo, todo el que me conoce lo sabe y para el que no me conozca le digo, le tengo el mismo asco a los Gaviotas, a los Alcachofos y a todo el circo de mal gusto que representa la clase política española actual. Nunca me he posicionado en favor de nadie, y he criticado las malas decisiones de todos los gobiernos que se han sucedido desde que tengo capacidad de crítica. Dicho sea de paso, es el gobierno actual el que está sentando las bases para mandar a mi ya mencionado entorno a la ruina, y por tanto es contra el que me permito el lujo de cargar más duramente. Por otra parte, me he permitido el lujo de titular esto como “La Tasca Denuncia: …”, por seguir con la línea de mi anterior artículo con dicho título, y también por el convencimiento de que ninguno de mis compañeros estará en contra de lo que expreso aquí, ya sea por el respeto a mi opinión o por tener sus propios motivos para darme la razón.

Por supuesto, éstos no son ni por asomo los únicos ni los mayores problemas a los que nos está tocando hacer frente en los últimos tiempos, pero son los que más me afectan – así como a una enorme cantidad de gente -, y por tanto son aquellos sobre los que tengo más autoridad y credibilidad a la hora de exponerlos.

Sé que ha habido muy poca Tasca en la parrafada que os acabo de soltar, pero hay ocasiones en las que el humor le quita gran parte de autoridad a una queja, o al menos ese es mi punto de vista.

Read Full Post »


Pues bueno, sobre mí la responsabilidad de postear en el cumpleaños de vuestro antro favorito. Y es que hace un año ya de aquel día en que un grupo de borrachos se conocieron en la cuneta, después de que los expulsaran de una reunión de alcohólicos anónimos a la que habían acudido creyendo que, por el nombre, se trataba de una rave en la que había que llevar máscaras.

El caso es que ese día, el que peor iba dijo: “¿Oye y si hacemos un blog y así la mierda que tenemos en la cabeza no la soportamos sólo entre nosotros, sino que obligamos a más gente a tragársela?” Así que eso hicimos. Se han escrito auténticas barbaridades: guías de masturbación, recetas de cocina que han hecho que Torreiglesias deje el programa Saber vivir, una historia sobre un cateto de pueblo que se vuelve mala gente … Pero ninguno de vosotros habría llegado a conocer este tipo de joyitas si no hubiera sido por nuestras putas queridas redes sociales, en las que cada vez que publicamos un artículo os spameamos hasta que os sangran los ojos y nos ganamos vuestro odio un poquito más.

De eso es de lo que hablaré precisamente para conmemorar el primer aniversario de la Tasca:  Las redes sociales, cómo usarlas para conseguir que tus amigos quieran asesinarte.

En primer lugar y la forma más facil de ganar aversión a cascoporro es mediante los eventos. Pueden ser herramientas muy útiles, pero en la mayoría de los casos acaban siendo un tochaco infumable que al terminar de leerlo tienes las venas de la frente hinchadas y te estás clavando un lápiz en la pierna. Veamos los más comunes:

– Gatitos/perritos/canguros/velocirraptores a los que van a sacrificar en Mozambique si no los adoptas como si fueran Pokémon: Bien, amigos mios, de verdad de verdad que me encantaría quedarme con ese perrito que mira con cara de cordero degollado a cámara (que conste que me gustan los bichos eh), pero si me hago el héroe y me llevo a la jauría que te has encontrado debajo del puente de al lado de un polígono industrial fantasma, la Señora Zocalillo seguramente cuelgue mis genitales en el cable telefónico de al lado de casa como señal de advertencia mientras limpia su escopeta sentada en la mecedora del porche, ahí, a lo sureño, que da más malri.

Image

El perro de atrás se rie porque él tiene la llave de la verja

El caso muchachada, es que vale que tengamos conciencia, pero a veces hay gente una mijita cansina. Para esto hay páginas especializadas.

-El próximo concierto de flamencore que dará tu prima Puri en la feria de Torrelavega: A mí me llegan a la semana por lo menos 7 eventos de conciertos del modernito de turno, que parece que vive en una gira permanente por su pueblo. Encima tienes que pagar 3 euros por una cerveza y te miran raruno si juegas al futbolín. Que no digo que esté mal, ojo, pero si me conoces un poquito sabes que me interesa lo mismo la sesión de Dj Calasparra que el arte de la depilación genital del boquerón malagueño. Un poquito de selección, amigo.

-Se busca compañero de piso: El mismo criterio viene bien para saber a quién le puede interesar el hecho de que buscas compañero de piso en Toronto, Canadá. Que vale que el piso tiene mucha luz, que vives al lado de un Covirán canadiense y que tu vecina la del quinto te hace galletitas los domingos, pero si yo estudio en Albacete, lo que es la combinación de transporte me pilla regular tirando a mal. Sólo te digo que eches un ratico en seleccionar, que no cuesta nada y me ahorras un disgusto.

-El sistema político nos va a hundir!!: A ver, leo los periódicos, veo la tele y estoy al tanto de lo que hay. Vaya que mi ventana al mundo no va a ser tu evento, el cual me abrirá los ojos hacia la realidad cual Neo tomándose el Gelocatil rojo. Además, es curioso que los que crean estos eventos muchas veces son chavales de 15 años que han visto un vídeo de Anonymus y en carnaval se disfrazan de V de Vendetta y te llaman “camarada”. El caso es que si quieres hacer algo, lo primero es salirte de Tuenti.

-Vendo mi equipo de sonido/moto/pie izquierdo: He eliminado de las redes sociales a más personas por este tipo de eventos que por todos los otros juntos. Hay una página que se llama Ebay, por citar uno de mil ejemplos, que te van a hacer más apaño. Cuando haces que tu Tuenti o Facebook se convierta en un Cash converter online, muchos de tus amigos te imaginarán consumiéndote en un incendio provocado por todas tus cosas ardiendo a la vez. Pero de buen rollo y eso eh.

Aunque hay más, esos son los eventos más comunes que por lo menos a mí me han llegado y que han desatado mi ira, eso sí, hay muchas otras formas de tocar la moral al personal con distintas publicaciones. Cito ejemplos de Facebook:

Image

No voy a bromear con esta foto, pero la demagogia es clarita clarita.

Image

Sostengo la teoría de que todos estos montajes los hace la misma quinceañera. Es fea, tiene aparato y no tiene amigos

O de Twitter:

Image

Confirmado, hay gente que tweetea hasta cuando va a sacar la leña al patio.

En resumen, las redes sociales pueden ser un instrumento muy versátil, pero que utilizado incorrectamente puede hacer que te escupan cuando vas por la calle. Ahora por supuesto, enviaré a todos mis contactos un evento anunciándoles que la Tasca cumple un año y que se ha publicado este artículo, que seguir los consejos de uno mismo es de ser muy poco hombre.

Sin más, solo queda añadir una cosilla. ¡Feliz cumpleaños Tasqueros!

Read Full Post »


Yo no he ido a la huelga, y he tenido opción de hacerlo, pero no he querido. ¿Porque? pues no se, por muchos motivos, pero básicamente porque no me ha salido de los cojones que la CEJA me quite entre 60-100 € por faltar a mi puesto de trabajo injustificadamente. Simple, mi dinero y mi trabajo van antes que una huelga convocada por los mismos sindicatos que durante el reinado del PSOE han mirado a otro lado mientras cogían suculentas sumas y tenían a cientos de liberados sindicales entre sus filas sin hacer ni aportar nada al sindicalismo… ¿que la reforma laboral es una mierda? si, la he leído por encima y atenta a todos los derechos (pocos de por si) que los españolitos de a pie hemos ganado desde que el enano estiró la pata, y hay que quejarse y toda la pesca. Pero…

No me gusta llegar al IES a las 8.20 am y ver en la puerta un piquete de 6-7 sindicalistas, sindicalistas que cobran ese día, dietas y desplazamientos, ya que su trabajo es no hacer trabajar a los demás. No me gustan las huelgas a toro pasado y no me gusta que me obliguen a hacer cosas a la fuerza gente igual a mi… para obligarme a hacer cosas ya están los estamentos jurídicos y toda la maquinaria del estado que nos oprime, para que cuatro hippies de mierda pegatina con banderas rojas (ugt, ccoo, cnt y su puta madre) me vengan a decir que tengo que solidarizarme con la causa bla bla bla… mierda pa’ ustedes.

Cuando al fin de mes me cargan el móvil lo pago yo con mis cojones, y el internet, y la letra del coche, la gasolina y el puto local al que solo voy un par de veces al mes… LO PAGO YO, y no los sindicalistas de mierda. Así que por esto y muchas mas cosas que paso de escribir no he ido a la huelga. Las cosas, o se hacen bien o no se hacen… pero así no señores. Así lo que se hace es el paripe, quedar bien delante del personal para luego irse a sus mansiones de NO sindicalistas.

Le pegaba fuego al gordo de las barbas de UGT, en serio…

EDITO: y no he comentado otra cosa, que con las buyas se me ha ido. El gobierno bien podría tomar nota de la baja afluencia a la huelga (por mucho que los sindicatos digan, habrá ido poca gente seguro) por un motivo crucial y al cual hace referencia el titulo del post. EL MIEDO, el miedo a perder un curro de mierda en el corte inglés, mercadona o carrefour… el miedo a que te larguen del pub, cafeteria, pasteleria o centro médico… el miedo a que te señalen como un ‘rojo’ ( a mi ya me pasó en la anterior huelga… y con gente que ERAN amigos mios), el miedo a todo en general…  unos trabajadores que viven con miedo no hacen de un país un lugar mejor para vivir, crecer y establecerse, y si me doy cuenta yo, un ignorante de la vida, bien podrían darse cuenta esos ministros bigotudos, barbudos o tetudas varias, que para eso algunos cobran 240000 € al año (o más)…. un estado del miedo nada bueno puede traer, ni a nosotros ni a generaciones futuras, pero bueno, el futuro me la sopla, me importa el hoy, y el hoy huele a estiércol.

Read Full Post »


Hace años escuché una frase de cuya veracidad estoy cada día más convencido: “La gente es gilipollas”. Y en este caso podríamos añadir “hipócrita” y “sectaria”.

No se si los parroquianos dela Tasca conocerán a Lourdes Hernández, que bajo el seudónimo de Russian Red ha desarrollado una carrera musical caracterizada por unas letras en ingles, una voz delicada y unos ritmos acústicos y simples, cuya obra se encuadra dentro del genero de lo que yo vendría a llamar “pop del bueno”.

La cuestión es que esta artista española respondió hace unos meses a una pregunta, si prefería la izquierda o la derecha, que se le planteaba en una entrevista con un escueto: “Si me tengo que decantar, derechas”. ¿Para que más? Pese a que es imposible encontrar en sus canciones cualquier rastro de implicación o contenido político, sus declaraciones le han valido ser el objetivo de multitud de ataques de internautas y artistas que se han lanzado  a su yugular arremetiendo contra su opción politica.

Me han bastado cinco minutos de busqueda por la red para encontrarme comentarios de gente que acusa a esta señorita de “apoyar un sistema que condena de hambre a los niños del tercer mundo y promueve las guerras por petróleo”, de ser “una vendida del sistema” o de “tener la culpa de que los fachas del PP hayan llegado al poder”.Y  os aeguro que estos ejemplos son textuales, para muestra un botón. O mejor dicho: una canción que un internauta llamada Pablo Hasél le dedica a Russian Red tras sus declaraciones:


Me parece increible y lamentable que una simple cantante cuyo unico delito es cantar un pop sencillo y “lindo” se le asalta de esa manera y se la quiera poner como la reencarnación de Hitler solo por haberse declarado de un signo politico distinto al que estos energumenos que la critican. Y me pesa más porque políticamente me siento más cercano a la izquierda que la derecha y las estupideces cometidas por aquello que, en teoria, comparten mis ideas siempre me han dolido más. ¿Cómo puedo quejarme de que, por ejemplo, Intereconomia tilde de antisistemas, anarquistas, vándalos y proetarras a los que apoyan el 15M si luego yo condeno de la misma forma maniqueísta y sectaria a aquel que piensa diferente a mi?

Tambien me gustaria añadir que si esta chica, armada unicamente con una guitarra y su voz, es la responsable de cometer tales atentados contra la humanidad ¿No son tambien responsables de la pobreza y el hambre en el mundo esos mismos que la ponen a parir empleando un medio tan capitalista y sustentador de la economia actual como es Internet? Si nos da por llevar las cosas a extremos tan ridiculos podrias argumentar que yo mismo, por el simple hecho de estar publicando en este blog, ya le estoy dando dinero y poder a aquellas omnipotentes empresas que subvencionan las guerras de diamantes en Africa y la explotación infantil en Asia.

Y de nuevo reitero que ni siquiera se trata de una artista cuya ideología sea palpable en sus canciones, ni de alguien que haya asistido a un concierto en contra del aborto o a una tertulia donde su pusieran a caldo los movimientos sindicales. Y es más si hubiese hecho estas cosas, aún estaría en su derecho.

No os dejeis engañar por las apariencias. Esa guitarra la hicieron niños africanos con muñones, a base de huesos de judios asfixiados.

Lo más gracioso de todo es que no es el único caso que he visto. En un foro de “Cuentame como pasó” un usuario abrió un tema titulado, más o menos, “La autodestrucción de un mito ¿Imanol Arias del PP?”; en este tema se especulaba que el actor podia simpatizar con los populares  a raiz de unos comentarios políticos que hizo. Este caso no ha llegado, ni de lejos, al nivel del anterior comentado, pero no deja de resultarme sorprendente ese alarmismo sobre lo que piense un artista. ¿Que narices me importa a mi a quien vota Imanol mientras siga interpretando magistralmente a Antonio “The Man” Alcantara?

Y es que, en el fondo, esto no deja de ser más que un sistema de algo de lo que a veces todos padecemos: el prejuzgar  a alguien que piensa diferente que nosotros, asumiendo que porque esa persona apoye un tema, por ejemplo: los toros, ya es un facha de cuidado que sacrificaría a su primogénito por resucitar al Caudillo.  A estas personas les atribuimos un pack completo de opiniones, intentando reducir su ideología a una serie de tópicos contra los cuales ya tenemos argumentos preparados y listos para lanzarse lo. Les reducimos así a un absurdo, parte de una masa sin criterio ni motivaciones propias, con el que no hace falta razonar ni pensarse demasiado los argumentos. Y esto en el fondo nos perjudica a nosotros mismos, ya que nos hace perder criterio para examinar y juzgar nuestras propias ideas.

Por tanto, mis queridos parroquianos, si queréis ahorrarle un  poco de mierda al mundo  procurad manteneros críticos y apartaos de la hipocresía. Ya tenemos a suficientes personas que se encarga de llenar el cupo, solo tenéis que poner la televisión o leer comentarios de noticias en internet para comprobarlo.

Read Full Post »


Buenas tardes queridos lectores.
Hoy vengo a hablares de un tema escamoso, por el cual muchas personas me pegarían si pudieran: El Fútbol (o como diría nuestro entrañable amigo Perico: Fúrgol). Con ésto de la crisis ha salido muchísima gente a la calle a protestar, que si recortes en sanidad y educación, que si bajarle el sueldo a los políticos, que si panes, que si chorizos, pero… ¿qué pasa con el fútbol?

En éste nuestro gran pais, somos mucho de protestar, pero poco de hacer y, sobre todo, somos mucho de protestar contra lo que nos dicen que hay que protestar. Si sale en la tele que el alcalde de Villanabo de Abajo cobra más que yo: GUERRA, si los presentadores de TV cobran una pasta: GUERRA, si un jugador de fútbol cobra cifras astronómicas: GUE…espera espera espera… eso, señoras y señores, en este pais NO ESTÁ MAL VISTO. Así, tal como suena, en España no tenemos dinero, quieren hacer recortes en servicios públicos pero, ¡hey! ¡No pasa nada por fichar a un jugador por 5 millones de euros! El fútbol podría calificarse ya como el nuevo “opio del pueblo”.

¿Es que a nadie le parece mal que un tio que se dedica a darle patadas a un balón cobre una cantidad absurda de dinero frente al sueldo de mierda que tiene un director de un hospital, o un maestro? Y metiéndonos en el tema deportes… ¿Por qué tanta diferencia entre un atleta profesional, entrenado para las olimpiadas y un futbolista? ¿Por qué permitimos que los clubes de fútbol manejen tales cantidades de dinero delante de nuestras narices? ¿Como dejamos que nos restrieguen por la cara millones de euros para contratar a un jugador? Ojo, no tengo nada en contra del fútbol como deporte, pero no me parece bien que se crucifique a ciertos cargos (ya no solo políticos) por sus “sueldos exagerados” pero luego preguntes:
– Hey, ¿que te parece que el madrid haya fichado a Paco el del bombo por 7 millones?
– Perfecto, este año ganamos.
Estas son las cosas de las que me quejo, y no son tan descabelladas como suenan.

Para terminar, os dejaré con mi opinión personal y utópica de lo que debería ser el fútbol. No me parece mal que haya deportistas (futbolistas en este caso) que cobren por hacer lo que se les da bien pero… ¿Por qué no estipular un sueldo base y un sueldo tope? Tanto para futbolistas, como entrenadores, como el presupuesto de un club de fútbol. Solamente con lo que cobra un jugador en un año (y podría decir algunos meses) se podrían solucionar unos cuantos de los problemas económicos de cada pais. Pero claro, eso le quitaría el glamour y el caché y nadie está dispuesto a rebajar la Champions al nivel de los Juegos de Invierno. Por desgracia, para que esto se cumpliera tendría que ponerse Europa entera a rebajarle el sueldo a esa mafia de clubes y jugadores… y no va a pasar.

Estas son mis cavilaciones, y así os las cuento. Os dejo con una canción relacionada con el tema y volveréis a saber de mi en próx…
¡Coño, que empieza el partido!

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: