Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Real Madrid’


Antes de que los béticos empiecen a echar mierda por la boca, cosa que se les da bastante bien, debo aclarar que el título no tiene mayor objetivo que el de atraer todas las miradas posibles, turbas furiosas con antorchas procedentes del barrio de Heliópolis y de distintos puntos de la península incluidos.

Pero más allá de la simpatía que me despierten los herederos de Lopera, este artículo, efectivamente, va a hablar de fútbol. Si, señoras y señores, fútbol por primera vez en la Tasca en sus dos intermitentes años de historia. Y el título, una vez pasadas las ganas de asesinar al que escribe, sí que viene bastante a cuento. Porque, como supongo que todos aquellos que gustéis de estar informados de lo que ocurre en España más allá del Madrid y del Barça sabréis, el lunes fue destituido Pepe Mel como entrenador del Real Betis Balompié.

Que penita dio, carajo.

Que penita dio, carajo.

Os tengo despistados, ¿eh? Descolocados, incluso.

El verdadero objetivo de este artículo no es otro que el de señalar una realidad bastante triste, y es que a uno de los pocos entrenadores que sienten sus colores en la Liga BBVA le han dado la patada antes de terminar la primera vuelta. Y dándose el caso concreto, por cierto, de que el bueno de Pepe llegó a un Betis en Segunda División, al que subió a la división de honor y llevó a la Europa League en 3 años. Uno pensaría que alguien de sus características merecería algo de crédito, habida cuenta de que le desmontaron el equipo ganador que tenía la temporada pasada en verano, a pesar de que la situación del Betis, colista con tan solo 10 puntos, no da para muchas esperanzas.

Y es que, aunque el de Pepe Mel es un caso excepcional de entrenador comprometido con los colores que defiende, no es el único ni en nuestra Liga ni fuera de ella, así que con vuestro permiso, voy a hacer un pequeño repaso.

 

LOS QUE ESTÁN

El primer ejemplo está bastante más que claro para quien tenga algo de idea de qué pie cojeo, así que iré directo al grano.

Diego Pablo Simeone.

Cholo Simeone!

Cholo Simeone!

Y es que aunque el Cholo es hincha declarado de Racing de Avellaneda, poca gente hay en el mundo que sufra y disfrute más con el Atleti que este señor.

Tras dos etapas como jugador, la primera de ellas formando parte del equipo de leyenda que ganó el Doblete, Simeone llegó al Atlético como entrenador en 2011 en una situación parecida a la que ha sacado del banquillo a Pepe Mel, tras la destitución de Gregorio Manzano – por cuarta vez en su carrera – y tomando el control de un equipo perdido, desanimado y con estrellas que no sabían a lo que jugaban. El resultado lo sabéis todos. Europa League el primer año y avasallando a quien se le ponía por delante. Supercopa de Europa metiéndole cuatro a un Chelsea campeón de Europa. Copa del Rey la temporada pasada ante el Real Madrid en el Bernabéu después de 17 años sin ganarla, y después de 14 años sin ganarles a los de Concha Espina. En el Bernabéu. Por si fuera poco se clasifica de forma directa para la Champions League, cosa que no se conseguía desde el Doblete. Y lo de este año ya lo estáis viendo. Imbatido en Europa al nivel de un equipazo como el Bayern y colíder en Liga empatado a todo con el Barcelona.

Aúpa Atleti, cojones.

Otro caso sería el de Ernesto “El Txingurri” Valverde, actual entrenador del Athletic de Bilbao, también ex-jugador y también aficionado del equipo que entrena.

No conviene olvidar que quizá el mayor exponente de este tipo de entrenador lo tuvimos hace no demasiados años encarnado en Pep Guardiola, ganador de todo lo ganable con un Barcelona del que formó parte desde siempre.

 

LOS QUE YA NO ESTÁN (EN EL BANQUILLO)

Mencionado el caso de Guardiola, quizá uno de los casos más importantes, por los títulos que consiguió y por la forma rastrera que se lo echó, es ni más ni menos que Vicente del Bosque, ganador, entre muchas cosas, de la última Champions que ganó el Madrid, que lleva desde entonces llorando por “la décima”.

Aquí también podríamos incluir a Sir Alex Ferguson, que se retiró la temporada pasada después de haber pasado los últimos 26 años como cabeza visible del Manchester United y tras haber ganado la friolera de 38 títulos con los Diablos Rojos, estableciéndose como uno de los casos de fidelidad más duraderos dentro del mundo del fúbol. Y en éste artículo merecería estar Ryan Giggs, a pesar de seguir siendo jugador.

Volviendo a la Liga española, y fijando la vista de nuevo en el Camp Nou, el nombre de Gerardo Martino, el Tata, es otro que se ha ganado estar en esta lista. No por su actual etapa en el Barcelona, por supuesto, sino por la que le precedió en Argentina en el equipo de sus amores: Newell’s Old Boys.

Y también estuvo en el Tenerife, chavales.

Y también estuvo en el Tenerife, chavales.

Fue una leyenda en el equipo en el que se formó como jugador en Rosario, Argentina, ganando 3 campeonatos nacionales y con el que incluso llegó a una final de la Copa Libertadores, máxima competición continental sudamericana, que perdió contra el Nacional de Uruguay. Pero además ya en 2012, y después de realizar grandes campeonatos con el Libertad de Paraguay y con la selección Paraguaya que perdió en cuartos de final del mundial de 2010 con España, llegó como entrenador a Newell’s, con el que fue capaz de ganar un Torneo Final en Argentina y de llegar a semifinales de la ya citada Libertadores.

Equipo, por cierto, en el que ya entrenó otra leyenda viva de los banquillos como es Marcelo Bielsa y de cuyo estilo bebe contínuamente el Tata.

Podrían citarse muchos más casos presentes y pasados, como el de Jürgen Klopp en el Borussia de Dortmund alemán, Luís Aragonés en el Atleti, Joaquín Caparrós en el Sevilla o Carlo Ancelotti en el Milan.

Los jugadores que se mantienen fieles a los colores que les representan siempre son más conocidos que los entrenadores en la misma situación – véase el caso ya visto de Ryan Giggs, Paolo Maldini, Alessandro del Piero o Patxi Puñal en Osasuna -, pero creo que si se echan cuentas, a un equipo entrenado por alguien que sufre como el que está en la grada le suele ir bastante bien.

Hasta que les vaya mal, claro está.

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: